Saltar al contenido

Uranofobia

Muchos viven de creencias, alimentando el fanatismo religioso y por ello, no han evolucionado espiritualmente. Es posible que estas personas se obsesionen de tal manera que lleguen a desarrollar un trastorno emocional conocido como uranofobia. Este se define como el terror de no ser merecedor del cielo.

¿En qué consiste este miedo?

uranofobia

Todas las religiones han cumplido un papel fundamental para darle a la humanidad un sentido, un camino, una esperanza. En esencia, promueven el amor, pero también rechazo a todo lo que no se ajuste a sus libros sagrados. Esto, en ciertas ocasiones, pudiera generar una obsesión en cumplir los lineamientos exigidos, pero en extremo.

El hecho de pensar que se faltó a las reglas, conlleva a un estado de pánico limitando la convivencia. Todo se debe a que su psiquis piensa que no es merecedora del cielo, que cuando muera será castigada.
En la actualidad, debemos cuestionar todo lo que se ve y oye, es primordial tener mente propia y ser objetivos. Pretender que algo o alguien, tenga la verdad absoluta y desdeñar otras posibilidades nos da una visión de túnel. Con esto, aunque no se perciba, la persona se aleja más de la realidad.

Es vivir en una amenaza latente, pensar en que la vida se puede terminar en cualquier momento. Creyendo que si ese día no hizo todo correcto, irá al infierno. Esta fobia también se relaciona con el miedo a morir, a lo desconocido. Por tal motivo, la uranofobia tiene que ver con el temor, incontrolable al infinito, al universo. Quizás se debe a la inmensidad y todos los misterios que eso guarda.

¿Cómo identificar la uranofobia?

Cuando se habla de fobias, se mencionan las frases: miedo acusado y persistente, el cual es excesivo e irracional. Pues, se cree conveniente tratar de especificar en qué consiste esa expresión:

Acusado

El individuo afectado es capaz de expresar el miedo y entiende que existe, por tal razón, se considera un trastorno. Hay que tener claro, que un temor no es tratado como fobia si la persona no puede explicar el motivo.

Persistente

Los síntomas se mantienen constante por tiempo indefinido, pueden ser meses o años.

Excesivo

Todos sentimos miedo en algún momento de nuestra vida. Sin embargo, cuando supera lo normal, de acuerdo a la situación y edad de la persona, se considera inverosímil, irrazonable. Todos tenemos miedo a morir, pero eso no debe impedir que vivamos a plenitud. Pues estas personas no disfrutan el paso por la vida.

Irracional

Se piensa que es irracional cuando la persona no entiende de argumentos. Por ejemplo, a quien sufre de uranofobia se le puede hacer los exámenes demostrándole que está bien de salud. No obstante, el temor a morir, a lo desconocido, de no ganarse el cielo, seguirá presente en su mente.

 ¿Cuáles son las causas de la uranofobia?

Lamentablemente, no existe mucha información al respecto. Hay quienes alegan compartir la hipótesis de que las causas son similares a las de otras fobias. No obstante, se cree prudente nombrar, las que se consideran pertinentes:

Experiencia

A lo mejor, el afectado estuvo a punto de morir en un accidente y pudo haberle causado un trauma. Es probable que crea que no estaba preparado para ello, por lo tanto, piensa que no se merece el paraíso.

Educación

Una escuela religiosa o con padres fanáticos y escuchando constantemente amenazas de que si moría no iba al cielo. Las instituciones educativas de índole religiosas, pueden interferir en el pensamiento normal del alumno, provocando un temor insano. Las actividades normales las presume un mal acto y debe, frecuentemente, pedir perdón para ganarse el cielo.

Tratamiento

Un procedimiento médico fuerte que le hizo creer lo frágil que es la vida y que es posible partir inesperadamente.

Modelado

La uranofobia puede desarrollarse motivado a un comportamiento de alguien cercano a quien se admira. Estar expuesto desde niño a ver el proceder de una persona querida, es equivalente a pensar que es normal. En consecuencia, por aprendizaje, el infante adquiere la afección.

Otras causas

Estas existen, puede ser causado por algo inesperado, una asfixia, o sintió ahogarse con cualquier cosa. Pudo haber experimentado esa angustia de muerte inminente.

Sin lógica

Es tan complicada esta fobia específica que detectar el origen o sus causas es bastante difícil. Existen evidencias de que las personas con esta afección, pueden desplazar el evento. Por ejemplo, haber sido víctimas de violación y a partir de allí, trasladar el suceso hacia algo sin lógica. Quizás para olvidar el episodio traumático, no obstante surge otro, el cual es complejo captar.

Efectos de vivir con esta condición

Cuando se especifica que este trastorno consiste en el miedo que se tiene al cielo, no es al firmamento. Es más bien a lo que existe después de la muerte, es decir, a lo desconocido. El pensar que se va a morir y no ser digno de ir a la tierra prometida. Por consiguiente, el efecto causado es indescriptible.

Una persona no puede vivir pensando en, si lo que hizo, dejó de hacer o vio, está mal o no. Pensar constantemente en eso trae consecuencias que impiden al perjudicado tener una buena comunicación. Tiende a enclaustrase, por temor a una muerte accidental.

Es cierto que a todos nos da miedo morir, no obstante, no debe ser algo que impida nuestras relaciones interpersonales. De ocurrir, es imprescindible se acuda a un especialista, es quien puede ayudar a encontrar una solución.
Lamentablemente, los efectos de padecer esta enfermedad pueden sentirse a cada momento. La mente juega con los pensamientos y se permite la entrada de los que son negativos. Por más que se quiera evitar, sin ayuda no se podrá lograr.

¿Es posible recuperarse de la uranofobia?

Todas las fobias se rigen por el mismo tratamiento, es preciso un psicoterapeuta que oriente a controlar el miedo. Mucho se ha hablado de las terapias conductuales, las cuales han tenido un éxito rotundo.
Lo principal es que la persona entienda lo que le sucede y que es primordial un tratamiento para solventarlo. Una vez logrado este paso, acudir a terapias que lo ayuden a saber re direccionar los pensamientos. Poder convertir lo negativo en positivo, entender que vamos a morir y que hay que disfrutar del don de vivir.

Estas terapias deben ser guiadas por especialistas, tratan de enfrentar al paciente con el objeto del miedo. En este caso, es posible hacerlas con ayuda de la realidad virtual, una técnica de avanzada, amparada en la tecnología. Soportados con la imaginación y con equipos de computación intentan, progresivamente de enfrentarlo al temor. De esta manera, se debe ir acostumbrando, es un proceso lento pero seguro, hay que tener paciencia.

Lo primordial es que el paciente realice una lista con los episodios que le causaron el terror. Debe darles una puntuación de mayor a menor grado de ansiedad. Con esto se busca que cada vez más se haga menos sensible al temor.

Aspectos a tener en cuenta

uranofobia

La uranofobia suele presentare cuando se es niño, así como en la edad adulta. Si esta fobia se inicia en la infancia y se atiende apropiadamente, las probabilidades de cura son altas. Sin embargo, con la persona ya madura se complica el escenario.
Si se presentan los síntomas cuando niño y llega a adulto con el trastorno, es mínima la posibilidad de mejora. Se controla, pero es casi imposible erradicarla. Ahora bien, si los síntomas aparecen cuando es mayor, se diagnostica a tiempo y se cumple el tratamiento, es posible controlarla. No se afirma que se elimina por completo, no obstante, la persona podrá insertarse a la vida normal.

Es importante señalar que estas personas no deben vivir con quienes padezcan de trastornos emocionales. Conductualmente es imposible lograr una mejora.
Por último, es esencial señalar que es preciso tener una mente abierta y objetiva para escuchar a las personas. Exponer criterios sin llegar al fanatismo es vital para disfrutar de una calidad en las relaciones diarias.