Skip to content

Teofobia

La teofobia consiste en el temor o pánico hacía las diversas religiones y creencias, como lo es; el miedo a Dios. También es conocida como zeusofobia. Este tipo de fobia es persistente y se considera anormal en algunos casos.

¿Cuáles son las características de la teofobia?

teofobia

La teofobia se describe como el miedo irracional hacía algún tipo de religión e incluso a Dios. Las personas que desarrollan esta fobia no participan en conversaciones referentes a este tema. De igual forma se interpreta como una contrariedad hacía el creador.

Es considerado como un trastorno psicológico. De hecho, caracterizado por un temor progresivo, acompañado de ansiedad extrema. Sobre todo, ante situaciones en grupos sociales con respecto a este tema.

Las personas con teofobia a menudo se dan cuenta de que su pánico es irracional, sin embargo en el momento no pueden hacer nada al respecto. Esto ocurre de manera incontrolable.

¿Cuáles son las causas de la teofobia?

La teofobia en algunos casos se presenta de manera social debido a todos los temas que implica. También,  a la ignorancia de los conocimientos. A continuación presentamos algunos factores que causan la teofobia:

  • La falta de seguridad: En muchos casos, la inseguridad en la personalidad. También,  la falta de conocimientos, crea preocupación en cada acción y pensamiento. Es por eso que para los individuos teofóbicos es mejor no tener ningún tipo de creencias religiosas.
  • Incógnitas sin resolver: Es muy usual que existan diversas preguntas que no se puedan responder, las cuales son las causantes de su miedo. Algunas de ellas; el no saber cuál es la verdadera religión en cual creer. De igual manera si las acciones que realizan son las correctas o desagradan a Dios. Así como también, si Dios existe, y si serán perdonados por él.
  • Trastornos psicológicos: Son aquellos trastornos, causados por traumas ya sea en la infancia, o por algún antecedente familiar, que inculcó esta fobia a su generación. Algunos de estos trastornos más comunes es el implorar un deseo a Dios, y como no fue concedido en el momento que ameritaba, apartan la creencia hacía el.
  • Otro factor traumático: es el caso de alguna religión que realiza un tipo de despoje de espíritu, y el efecto que este causa, aparta al observador o al afectado de este tipo de religión.
  • Conocimientos o suficiente investigación: Esta causa se caracteriza por el tipo de persona que indaga o investiga buscando lógica a toda interrogante. Es decir, no le es suficiente con los documentos o archivos creados desde la antigüedad, sino que buscan argumentos claros acerca de la procedencia de Dios, o de cualquier religión.

¿Cuáles son los síntomas de las personas que padecen teofobia?

Este tipo de fobia, al igual que otras, presenta  diferentes síntomas. Dependiendo también de las situaciones a las que son expuestas, ya que el entorno influye así como la sociedad, es por eso que algunas de ellas son los siguientes:

  • Sudoración
  • Mareos
  • Náuseas
  • Taquicardia
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de peligro
  • Aislamiento social

Todos estos síntomas pueden presentarse de acuerdo a las situaciones vividas en el momento. Un ejemplo de ello, es pasar alrededor de alguna iglesia, u observar algún sacerdote, o acto religioso. También ocurre comúnmente al presentarse una conversación o interrogantes acerca del tema. Es por esto, que los que padecen este tipo de fobia, prefieren alejarse por total de la sociedad, siendo así personas reservadas y tímidas en algunos de los casos.

¿Cuáles son los factores genéticos y psicológicos de la teofobia?

Son muchos los factores genéticos, pero aún más son los psicológicos que influyen en la teofobia. Es importante tomar en cuenta que existen personas que son más sensibles que otras. Por lo cual, desde generaciones anteriores son propensas por algún trauma a sufrir ataques de ansiedad. Dichos niveles de ansiedad son perjudiciales en el desarrollo de esta enfermedad.

Es por esto, que a nivel psicológico influye con respecto a tener en el entorno familiar alguien que padezca de este tipo de fobia, ya que así se tiene más riesgos de padecerla. Según algunos investigadores existe un mayor riesgo de sufrir esta enfermedad si tienes algún familiar padeciéndola u ocurrió alguna escena traumática con respecto al tema.

Lo que significa que si algún progenitor sufre de teofobia, tú tienes muchas probabilidades de padecer alguna fobia. No obstante, la misma no tiene por qué ser exactamente la que padecen ellos. Por lo tanto, no se puede afirmar que hay una herencia o trasmisión de ésta enfermedad.

¿Muchas personas padecen de teofobia?

Actualmente, debido a las necesidades, ocupaciones y situaciones de diferentes individuos, cada día son menos los que sufren este trastorno. Sin embargo, existe un porcentaje que no logra tomar el control de la teofobia, y son tratadas por especialistas para su dominio.

Según diversos estudios realizados, la teofobia se confunde con el ateísmo. Esto es porque desconocen acerca del tema. ¿Cuándo se diferencian uno del otro? es fácil distinguir, ya que el ateísmo es creer que proveemos de la naturaleza y de su evolución. Mientras que la teofobia es el temor a Dios y al ser castigados.

Hoy en día las personas que padecen de teofobia, buscan alejarse de todo aquello que les produce ansiedad. Como lo son: templos religiosos, personas propagando algún mensaje de Dios, imágenes alusivas con santos. El individuo buscará refugio en algún lugar donde no se manifiesten sus temores.

¿Cuál es el tratamiento ideal de la teofobia?

Sí padeces de esta fobia, a continuación te presentamos las siguientes sugerencias y ayuda con respecto al tratamiento que debes seguir:

  • Investigar: Indaga un poco acerca del tema, con referente a todo lo que es el creador, y las diferentes religiones que existen, sin cerrar la posibilidad de que se consiga la lógica a tus interrogantes.
  • Busca ayuda psicológica: El profesional de la salud, responderá muchas dudas, y así descifrarás si se trata de teofobia o ateísmo. El mismo realizará unas terapias en caso de que lo amerites.
  • Visitar lugares religiosos: Luego de que tus preguntas y dudas fueron resueltas e indiferentemente la religión que decidas seguir, es recomendable visitar los sitios a los que les temías anteriormente y así posiblemente observarás todo desde otra perspectiva.

Con estos tratamientos, se busca que el afectado pueda cambiar su visión y perspectiva respecto a la fuente que acarrea este tema.

¿Quieres saber si ya no padeces de teofobia?

Para aclarar esta duda, se debe tomar en cuenta que este tipo de fobia, puede permanecer de manera firme en el individuo, por lo que la superación o recuperación ocurre progresivamente. El paso principal es reconocer que se sufre esta enfermedad, y que el tiempo para su progreso puede durar, días, semanas, meses e incluso años.

Seguidamente se trata de un diagnóstico a tiempo, así como un tratamiento indicado por un especialista o profesional. Se considera que luego de este proceso, el individuo sea expuesto a los estímulos con mucha frecuencia. Y es por esto que cada esfuerzo se recompensa en la superación.

Es recomendable confrontar este tipo de situaciones con una excelente ética y moral, bajo una adecuada orientación y apoyo de las personas que lo entornan.

Lo que importa es superarla

teofobia

Recuerda, sin importar el tipo de creencia, lo primordial es superar esta fobia, para la satisfacción personal y evitar esa sensación de temor.