Skip to content

Selenofobia

La selenofobia consiste en la sensación de miedo o temor a la luna. En este caso, al resplandor, el anochecer y todo lo referente a su luz. Este tipo de fobia afecta a las personas que la padecen. De hecho, hasta el grado de tener terror a observarla cualquier noche. De tal forma que, pueden llegar a repudiar la palabra luna e incluso hasta a las mismas imágenes.

¿Cuáles son las características de la selenofobia?

selenofobia

Son muchas las características que representan la selenofobia, entre ellas se encuentran:

  • La selenofobia se enmarca en la categoría de las fobias específicas. Ya que son consideradas como el tipo de trastorno con síntomas de ansiedad en extremos grados. De tal forma que , un individuo selenofóbico puede presentar ataques de pánico. De hecho, solo basta con ser expuestos al objeto que produce su miedo irracional, como lo es la luna o el resplandor de la noche.
  • En una persona con este tipo de fobia, el hecho de tener que ser expuesto a la noche y enfrentarse a su miedo le produce el malestar, en este caso a la luna. Esto le puede afectar tanto a nivel físico como psicológico, estados de ansiedad y pánico.
  • La selenofobia se encuentra representada entre las fobias de tipo ambiental. Sobre las cuales, su temor esta asociado con eventos relacionados con la naturaleza y los fenómenos atmosféricos. Algunos de ellos la lluvia, tormentas, precipicios o agua, pero primordialmente a la noche.

¿Cuáles son las causas de la Selenofobia?

Si padeces de este tipo de fobia, pero desconoces cuáles son las causas que lo generan. A continuación te presentamos algunas de ellas:

  • Desde la infancia: Ocurre de manera general o se desarrolla el miedo a la luna en el infante entre los cuatro y ocho años de edad. En otros escenarios puede ser el resultado de algún acontecimiento  desarrollado en edades tempranas, lo que desencadenó en la fobia. Como por ejemplo, cuando un niño suele dormir solo en las noches.
  • Por generación anterior o herencia: Esto quiere decir en el caso de existir algún miembro de la familia padeciendo algún tipo de fobia.
  • Fobias tipo ambiental o trastorno psicológico: Suceden cuando desde la infancia se siente el temor o miedo a ser expuesto al medio ambiente. Generalmente, ocurre desde el principio, luego se concentra en las noches y finaliza en el temor a la luna.

Quizá las causas puedan estar orientadas a que, normalmente, al pensar en la luna solemos reflexionar sobre la majestuosidad de ésta. Por lo tanto, en consecuencia, de lo grande que son algunos de los acontecimientos naturales que ocurren en la Tierra. De esta forma, logrando pensar con respecto a lo diminuto que son los seres humanos ante este efecto como lo es, la luna.

¿Cuáles son los síntomas de la selenofobia?

La selenofobia se define como un estado anormal, en relación a la percepción de la luna. Sin embargo, si aún dudas de sufrir este tipo de fobia, en la siguiente lista te explicamos algunos de sus síntomas en su dos situaciones, como lo son:

Trastornos en el aspecto físico

Como ocurre con la mayoría de las fobias, de acuerdo a determinadas situaciones algunos de sus síntomas son:

  • Sudoración
  • Palpitaciones o aumento del ritmo cardíaco
  • Ataque de pánico
  • Dificultad para respirar
  • Nauseas
  • Ansiedad
  • Mareos
  • Temblores
  • Escalofríos
  • Angustia incontrolable

Generalmente, las señales suceden con mayor intensidad las noches de luna llena. Inclusive en algunos casos provoca una alteración al nivel de llegar a producir desmayos en quien padece esta fobia.

Traumas a nivel psicológicos

Para estas señales, es recomendable solicitar ayuda profesional. Sin embargo, a continuación presentamos algunos de ellos:

  • Obsesión por cerrar todas las ventanas: con la intención de que no se refleje la luz de la luna. Sobre todo, en el interior de la habitación u hogar.
  • Procurar no exhibirse a la noche: es decir, después de que se oculte el sol. Específicamente asegurándose de que no sea noche de luna llena.
  • Evitar observar imágenes de luna: ya que esto le causa angustia y pánico en algunos casos. Los individuos selenofóbicos, por ningún motivo pueden ver la luna.

¿Cuál es el diagnóstico de la selenofobia?

Para la selenofobia el diagnostico a este trastorno, se profundiza con una evaluación. Ésta,  se lleva a cabo con la revisión del historial médico del individuo. En donde, además de realizarle una serie de exámenes físicos, se realizan estas pruebas que buscan evitar confundir esta fobia con algún otro trastorno o patología física o mental. Entre sus diagnósticos se encuentra:

  • Temor y miedo persistente: En algunos casos puede ser excesivo o irracional. Todo esto, debido a la presencia o anticipación de un objeto, en este caso, la luna.
  • Ansiedad: El estar expuesto a la luna provoca una sensación de ansiedad. De hecho, esta ansiedad en los niños se suele manifestar en forma de berrinches, llanto o abrazos.En algunos casos la persona reconoce que el miedo a la luna es excesivo o irracional y se enfrenta a ella soportando la elevada ansiedad o malestar. En los niños este reconocimiento puede no presentarse.
  • Interrupción del ritmo de vida: Los aspectos que provocan este malestar por la situación temida, interfieren de manera directa. De tal forma, que interrumpen el ritmo de vida cotidiano de la persona. Esto, en cualquier ámbito como laboral, social, y familiar.

El paciente al ser diagnosticado con esta fobia, debe ser remitido de forma inmediata a la ayuda de un profesional, como un psiquiatra o psicólogo. De tal forma, que el profesional mediante distintas evaluaciones, debe reconocer la gravedad del trastorno. De esta manera, realizando un seguimiento en terapias para superar la fobia. La idea es que el individuo selenofóbico, pueda llevar una vida estable y normal.

¿Cuáles son las consecuencias de la selenofobia?

Todas las fobias provocan una serie de consecuencias negativas para el que las sufre o padece, y la selenofobia no es la excepción. Se debe tomar en cuenta que, como parte de estas consecuencias, el simple hecho de salir por las noches cuando hay luna llena, provoca que su vida se vea afectada a nivel social, laboral y familiar. Siendo estos uno de los principales y más importante consecuencias.

¿Cuál es el tratamiento ideal para la selenofobia?

El tratamiento ideal para la selenofobia, debe ir acompañado de exámenes terapéuticos. Por tal motivo,  te presentamos diferentes técnicas que te pueden ayudar a superar esta fobia:

Técnicas psicológicas de exposición

Con la selenofobia, los profesionales confrontan la situación del paciente tan temida, en este caso, la luna. Una exposición lenta  y progresiva puede hacer que las personas gradualmente enfrenten sus temores. De tal forma que, se comienza por intentar salir a la calle en noches de luna menguante o creciente sin tener que observarla. Posteriormente, la persona se enfrentará a una visualización directa de la luna llena.

Terapia cognitiva

Con esta técnica, se intenta dar al paciente toda la información necesaria, con la finalidad de que el sujeto anule cualquier creencia sobre la situación u objeto al que teme. De esta manera se busca adquirir confianza y seguridad en él, actuando este como estímulo a algo que no se le deba tener miedo.

Disfruta de una luna plena

selenofobia

Los síntomas de la selenofobia suele ser adaptables en el transcurso normal de la vida, haciendo sobrellevar las distintas situaciones que se van viviendo.

Es por eso que, si te sientes identificado, con este tipo de temor, y te encuentras en una situación similar y el miedo te impide llevar una vida normal afectándote en tu día a día. Es recomendable asistir con un especialista para poder disfrutar de una vida plena.