Skip to content

Selacofobia

Ciertamente, siempre han existido personas con temor a los tiburones. Sin embargo, a partir de la película «Tiburón» en 1975 se agudizó el temor fóbico e irracional hacia los tiburones. Es por ello, que en el campo de la psicología surge la Selacofobia, formando parte del grupo de fobias más extrañas. Actualmente, esta patología es objeto de estudio. Motivo por el cual, en este artículo se hace un análisis amplio sobre el tema.

Descripción de la Selacofobia

selacofobia

Científicamente, la Selacofobia es una patología psicológica que produce al paciente, trastornos emocionales y conductuales ante la presencia de tiburones. De tal manera, que esta patología se convierte en una fobia irracional, injustificada, anormal y persistente. Por lo que, el miedo con pánico exagerado son los protagonistas, ante la presencia de tiburones.

A tal efecto, a partir de 1975 hubo un enorme incremento de casos de personas que presentaban pánico hacia los tiburones. Por lo tanto, desde ese momento es que la Selacofobia se convierte en objeto de estudio científico. Eso sucedió posteriormente, después de la emisión de la película «Tiburón» dirigida por Steven Spielberg. Por tal razón, algunos psicólogos consideran que el temor fóbico a los tiburones, se desarrolló como efecto de dicha película.

Se considera que, esta fobia es una de las tantas patologías, que forman parte de la zoofobia. La cual, es una fobia general que se produce, por el temor que se tiene a todos los animales. Sin embargo, dicho trauma psicológico genera problemas a los deportistas selacofóbicos, que la padecen. Puesto que, los nadadores que son selacofóbicos sienten temor de nadar en las profundidades del mar. Por lo que, no se atreven a practicar pesca marina, ni el buceo, entre otras actividades.

Síntomas de la Selacofobia

La Selacofobia es el miedo exagerado a los tiburones, que siente la persona que posee este trastorno psicológico. Por lo tanto, genera al paciente selacofóbico una alteración emocional y conductual, que le produce ansiedad incontrolada. Al mismo tiempo, anormal e irracional hacia los tiburones. Es por ello que, las personas que tengan esta patología, aún sin estar presente el tiburón, sienten pánico hacia el mundo marítimo. A tal extremo que los selacofóbicos, nunca asisten a ningún ambiente relacionado con el agua. Tales como: piscinas, lagos, rios, playas. Asimismo también, evitan observar fotografías, imágenes, vídeos juegos y películas. Ya que, evitan todo lo posible de observar que el agua sea la protagonista, por el terror de ver y sentir un ataque de tiburón. De tal manera que, los síntomas más comunes que presentan estos pacientes son las reacciones fisiológicas:

Sintomatología de la Selacofobia

Crisis de ansiedad

Definitivamente, en todas las fobias las crisis de ansiedad producen ataques de pánicos. Por lo tanto, el paciente selacofóbico, siente temor a crear imaginariamente la idea de estar frente a los tiburones. Por eso, lo hace experimentar alteraciones emocionales y conductuales. Es por ello que, genera en el paciente emociones como distorsión del comportamiento y cambios bruscos de ánimos. Puesto que, este tipo de conductas en muchas ocasiones dejan a la persona en shock paralizada o con escalofrío incontrolable.

Aceleración del ritmo cardíaco

Indiscutiblemente, el paciente selacofóbico tiene aceleración del ritmo cardíaco sólo con el hecho de observar imágenes de tiburones. También, experimenta estas taquicardias con el simple hecho de escuchar hablar sobre este tema. Por eso, el temor se torna incontrolado y la frecuencia cardíaca se eleva demasiado. Asimismo, la persona puede experimentar sufrir graves problemas de salud.

Trastornos emocionales

Generalmente, el paciente con Selacofobia puede presentar una variedad de emociones como ansiedad extrema, miedo incontrolable e irracional y cuadros de depresión. Además, también las personas que padecen de esta patología presentan alteraciones en sus estados emocionales. Por lo tanto, la persona presenta algunos de estos síntomas: debilidad, falta de aliento, náuseas, sudoración excesiva, dificultad para respirar. Al mismo tiempo, sequedad en la boca, sudoración excesiva, temblor incontrolable, aceleración cardíaca, dificultad para expresarse. Por eso, estos son los síntomas más notorios.

Causas de la Selacofobia

Infaliblemente, los estudios científicos han determinado que existen unas series de causas que no solo originan esta patología. Sino que también, la desarrollan durante las diferentes etapas de vida del temor fóbico a los tiburones. Por lo general, las personas que padecen de Selacofobia, han sido víctimas de alguna experiencia traumática con algún tiburón. Sin embargo, también se dan casos en aquellos individuos que han quedado en shock emocional con películas de terror. Debido a que, los tiburones los categorizan como máquinas asesinas y devoradoras de personas.

Por otra parte, este miedo irracional de la Selacofobia puede haber sido adquirido en la infancia. Por último, los recientes estudios científicos han demostrado que el desarrollo de la Selacofobia está influenciado por predisposición genética. Es decir, los temores de pánico, irracionales e injustificados, que este tipo de fobia desarrolla en algunos casos pueden ser hereditarios.

Consecuencias de la Selacofobia

Estudiosamente, se ha determinado que la Selacofobia es un trastorno psicológico que perturba el organismo del paciente. Es decir, que altera las emociones y las conductas de la persona que la padece. Lo cual, afecta la forma de vida del individuo. Por lo tanto, luego de experimentar el shock emocional, estos pacientes evitan realizar cualquier actividad marítima como nadar, pesca submarina.

Igualmente, al practicar buceo, por la terrible idea de ser atacado por un tiburón. No obstante, en los casos de los selacofóbicos extremos, experimentan ataques de pánico solamente al observar imágenes, videojuegos o películas. Debido a que, el protagonista es el tiburón o el agua. Es por ello, que no visitan playas, piscinas, ríos aunque estén ubicados a grandes distancias del océano. Por otra parte, también se han presentado casos crónicos de Selacofobia. Puesto que, las personas temen bañarse en duchas, tinas o jacuzzi, por temor a ser atacados por tiburones.

Tratamiento de la Selacofobia

Comúnmente, la Selacofobia es una enfermedad que genera trastornos emocionales y conductuales en las personas que la padecen. Por consiguiente, este tipo de patología como en otras fobias, debe ser tratada mediante técnicas terapéuticas. Tales como; la hipnosis, meditación, psicoterapia, terapia individual, terapia conductual y en casos extremos la medicación, entre otros tratamientos.

Pero, no todos los casos selacofóbicos son tratados de la misma manera. Puesto que, puede dificultarse el diagnostico, a la hora de determinar el enfoque preciso para cada paciente. Pues, es imprescindible señalar que cada caso es distinto. Por esa razón, se deben tratar y medicar de manera individual. Por tanto, el objetivo principal en el tratamiento de los pacientes selacofóbicos, es reconocer el estímulo traumático para poder controlar la fobia hacia ese estímulo. Es por ello que, existen muchos casos de pacientes con Selacofobia extrema, que se debe aplicar la combinación de varias técnicas psicoterapéuticas. Asimismo, aunado el tratamiento médico. También, un psiquiatra es el especialista indicado, para crear el plan de tratamiento médico individualizado, según las necesidades personales de cada paciente.

Película «Tiburón» agudizó la Selacofobia

selacofobia

Finalmente, en virtud de lo anteriormente expuesto, esta película fue la causante de generar una gran ola de enfermos. Por eso, se puede determinar que es a partir de 1975 con el estreno de la película «tiburón» que se agudizó la problemática de la fobia a los tiburones. Pues, en esta cinta cinematográfica exponían a los tiburones, como una máquina devoradoras de personas. Por eso, muchos estudios consideran que la influencia negativa de esta película, aceleró el pánico irracional e incontrolado hacia los tiburones. Por lo tanto, esto motivó también a la matanza discriminada del tiburón blanco. Asimismo, este método hizo que esa especie quede en peligro de extinción a nivel mundial.