Skip to content

Mitofobia

Es totalmente compresible que a muchas personas no les gusten las mentiras, las falsedades o las calumnias. Pero estas mentiras pueden llegar a otro nivel, en el que perjudican a la persona que se le está mintiendo. Esto originaria un tipo de fobia muy común entre la población, que lleva por nombre mitofobia. A continuación conoceremos un poco más acerca de ella ¿qué la origina?, ¿cómo se supera?, ¿en que perjudica? Entre otros puntos.

 ¿Qué es la mitofobia?

mitofobia

Es el temor compulsivo e irracional a las mentiras, a la falsedad y a las estafas. Esto por motivo de haber pasado por un trauma psicológico, que haya podido desencadenar esta fobia. Y es que, una persona mentirosa por lo general es algo que todos aborrecen y rechazan. Pero para los mitofóbicos, no es solo un rechazo común a las personas como todos los demás. Esta fobia, cambia por completo el autoestima y la conducta de la persona con mitofobia. Perjudicando así, a su desarrollo social, por estar constantemente pensando que será víctima de una mentira o una estafa. Esto provocaría el aislamiento de la persona fóbica con otros grupos sociales, condicionando así su comportamiento general.

Esta fobia puede aborrecer todo tipo de mentiras, siendo la más rechazada en la que se ve involucrada la persona. Una mentira graciosa o jugarle una broma a la persona con mitofobia también sería motivo de rechazo. Así como también el simular o fingir, significaría una burla para el mitofóbico.

Sin duda la calumnia como la estafa son situaciones que la persona con esta fobia evita y rechaza. Ya que con la primera se acusa por lo general a algún inocente y con la segunda se juega con los bienes ajenos. Desencadenando todos los síntomas que veremos a continuación en la persona con mitofobia.

 Síntomas que produce la mitofobia

En casos leves el rechazo físico o verbal es el primer indicio de esta fobia. En otros casos más graves, el aislamiento por completo a otras personas con esta fobia, es un síntoma. Esto se debe al miedo de ser parte de una mentira. Entre los síntomas físicos que presenta la persona con mitofobia encontramos los siguientes:

  • Incremento cardíaco
  • Sudoración excesiva
  • Angustia y pavor a las historias o leyendas que sean mentiras
  • Repudio hacia las personas falsas, calumniadoras y mentirosas

Hay quienes sienten rechazo a novelas y películas de ficción, debido a que estas contienen materiales no reales. Por lo que la persona asocia psicológicamente la mentira con estas historias, lo que le provoca desprecio hacia ellas.

Qué origina la mitofobia

El factor causante más común de esta fobia, se debe a algún trauma psicológico que haya pasado la persona. Esto puede ser producto de una mentira, estafa o algún falso testimonio que se haya levantado en contra de esta persona. Hay quienes optan por evitar pasar nuevamente por estas situaciones, y no precisamente motivados por esta fobia.

Generalmente, cuando una persona es decepcionada varias veces, se crea un bloqueo mental, en el que pierde toda confianza hacia sus semejantes. Esto conlleva, que a la larga se produzca esta fobia a las personas mentirosas.

 Consecuencias de la mitofobia

El impedir relacionarse con normalidad con otras personas, es un efecto negativo que produce la mitofobia. Esto se debe a que la persona ya no confía en más nadie, y cree que todo lo que se le diga, es mentira. Esto es producto de muchas decepciones pasadas, que automáticamente le llegan a la mente y le impiden creer nuevamente.

La perdida de oportunidades tantos sociales como laborales, por sentirse amenazadas a ser estafadas.
Las secuelas que deja esta fobia por lo general son difíciles de superar y permanecen en el individuo por mucho tiempo. Volver a confiar en sus semejantes, será un trabajo de voluntad y de encontrarse con las personas correctas y sinceras.

La persona con mitofobia debe someterse a un diagnostico psicológico para determinar en qué fase se encuentra esta fobia. Así como también, definir cuál fue el motivo que la causo y porqué. Con estos estudios, la persona podrá sobrellevar y superar la fobia. Teniendo en cuenta que no todo el que se le acerca, viene con mentiras.

 ¿Cómo superar la mitofobia?

Para vencer esta fobia, lo primero que se debe hacer es aceptarla y saber que es producto de alguna mala experiencia. Partiendo de allí, se debe buscar ayuda profesional, que determinará cuales fueron las circunstancias que conllevaron a formar esta fobia. Luego una vez determinado sus causas, el especialista facilitara un tratamiento psicoterapéutico al paciente.

Las psicoterapias son la ciencia social que asiste los pensamientos y emociones del paciente mitofóbico. Siendo así, muy beneficiosas al momento de superar este miedo a las mentiras.

La voluntad propia con la que cuente esta persona será de gran ayuda, para superar la mitofobia. Saber que no todas las personas son mentirosas, solo que hay quienes se aprovechan de las mentiras para conseguir algo.

La verdad como bandera

Siempre se debe dar el ejemplo de sinceridad para con los demás, reconociendo que una mentira puede causar mucho daño. O en otros casos, como el expuesto puede producir una fobia a las mentiras, ya que hay quienes no las toleran.

Saber que todas las mentiras más temprano que tarde serán descubiertas y expuestas. Por lo que se debe pensar muy bien al momento de decir alguna, que luego traería desprecio por parte de terceros.
Para evitar cualquier estafa no deseada, se debe consultar el historial de la persona o empresa que proponga algún negocio. Con esto, se estará tomando las precauciones que evitaran pérdidas materiales y de confianza hacia a las personas.

Ser sincero con las personas nos deja las puertas abiertas a muchas oportunidades. Por esto y más la verdad como bastón es una señal buenos valores.

No todas las mentiras vienen con mala intención

mitofobia

Incluso, a veces es necesario decir alguna que otra mentira para el bien colectivo o individual. Las mentiras blancas son muy utilizadas por muchas personas. Ya que todos en algún momento hemos mentido con distintas finalidades, sin muchas repercusiones.

En el caso de las mentiras blancas, también suelen afectarles a las personas con mitofobia ya que para ellos no existen diferencias en las mentiras. Para estas personas, todas las falacias llevan el mismo peso, lo cual se les dificulta distinguir una de otra.

El motivo de las mentiras blancas por lo general es sin mala intención, solo son productos de la situación en la que se encuentre. Entre las que más resaltan se deben a que buscamos:

  • Agradar al otro.
  • Salvar a la persona de alguna situación.
  • Evitar alargar las explicaciones.
  • Para no agredir a la persona con la verdad.
  • Cubrir alguna falta o mala acción.

Es así como las mentiras blancas les facilitan un poco la vida a quien las dice. Pero para el mitofóbico, no hay un rango de mentiras que les produzca mayor o menor temor, todas le producen los mismos síntomas. Ya sean blancas o negras, esta fobia le evita a la persona estar en situaciones donde esté involucrada la mentira.

Si conoces a alguien con esta fobia lo mejor es brindarle tu apoyo incondicional, además de serle sincero en todo. Ya que las mentiras, vengan del entorno familiar o del círculo de amistades, serán despreciadas por el mitofóbico.