Skip to content

Microfobia

Para conocer realmente que es la microfobia debemos saber su significado. La palabra Micro en combinación con el término Fobia se refiere a; la fobia a cosas pequeñas. Éstas pueden ser, desde microbios, gérmenes, u objetos pequeños a los cuales se les pueden tener fobia.

Definamos la Fobia

microfobia

La fobia no es más que el estado de pánico o rechazo por incomodidad o asco a una cosa. La fobia puede generarse de muchas maneras. De hecho, los síntomas pueden variar según la fobia que se tenga o la personalidad o condición del paciente que la padezca. En este artículo te hablaremos de lo que es la microfobia. De esta forma, destacando que, es importante saber a donde acudir para recibir ayuda sobre esta patología.

 Síntomas  Comunes de la microfobia

A continuación abrimos una lista de los síntomas que pueden percibir los pacientes que presentan esta patología. Antes de continuar debemos recalcar que las fobias son patologías que tienen conexión directa con el cerebro. Por lo tanto, de ahí las variantes en su sintomatología. Todo esto,  puede ser producto de problemas ambientales o genéticos. Generalmente, todo varia, dependiendo de la fobia y la personalidad del individuo que lo padece. Estudios, han determinado que el cerebro emite fallos que se desarrollan en cada uno de estos síntomas, que explicaremos en este artículo de microfobia.

Deficiencia respiratoria

Mal funcionamiento del sistema respiratorio, provocado por alguna afección congénita. Por asfixia mecánica o por malos hábitos del paciente en el consumo de cigarrillos. También,  al estar expuesto a agentes químicos letales sin  la protección adecuada, éstas se pueden desarrollar al momento de presentar cualquier tipo de fobia.

Pánico

Es la respuesta humana al miedo. Es una sensación de huir o protegerse de un peligro irracional latente, solo visualizado por la persona que lo presenta. Esta patología está relacionada también, a los altos niveles  de adrenalina en el cuerpo, producto del miedo.

Ansiedad

Es la particular mezcla de sensaciones producidas por la mente. Tales como; la inquietud, excitación, y sensación de inseguridad.

Alteración del ritmo cardíaco

Conocido también como arritmia cardíaca, consiste en una mala secuencia de la frecuencia cardíaca. Puede ser aceleración del ritmo de los latidos del corazón o un funcionamiento más lento del mismo.

Miedo

Sensación provocada por la percepción de un peligro real o imaginario. También lo podemos definir como la predicción anticipada a un hecho contrario al que se espera. Esto también, forma parte de las variantes de fobias existentes.

Escalofríos

Asociado con una fuerte o mediana sensación de frío corporal, aunado a una serie de temblores repetitivos. Éstos ocurren como respuesta natural del cuerpo en busca de bajar la temperatura.  Puede ser provocado por algún problema en el cuerpo o producto de la fobia.

Causas de la microfobia

Según la comunidad científica, en base a  estudios realizados a personas con microfobia, las causas de esta patología se deben a desequilibrios bioquímicos en el cerebro. Por lo general, de tipo genético, también se debe a factores de tipo ambiental. Probablemente, se deba también, a conductas o actitudes  copiadas del entorno donde se desenvuelvan. Un ejemplo palpable es cuando la persona que comienza a sufrir estos trastornos se ve influenciada por otra persona que ya lo padece.

¿Cómo afecta la microfobia a  la familia o personas que acompañan a los pacientes que la padecen?

Cuando una persona presenta este trastorno patológico, resulta que no termina siendo el único afectado. De hecho, como en cualquier otra enfermedad también resulta ser traumático para las personas que conviven con este tipo de pacientes, en especial a sus familiares directos.

Es entonces, cuando el individuo que presenta esta patología, cambia sus hábitos, y se ve limitado hábilmente para realizar actividades del día día. Incluso, se le dificulta transitar por la vida como cualquier persona normal que no padezca la enfermedad. Es por ello, que en este punto es necesario brindarle apoyo y la ayuda necesaria. Sobre todo, por parte de los familiares o personas allegadas al microfóbico.

Cómo tratar estos trastornos

Al sospechar o presentar los síntomas más comunes de la microfobia, antes de practicarse cualquier terapia, lo primero que se debe hacer es, consultar a un profesional. La idea es  que pueda ayudarle más. Éste puede ser; un psicólogo, o un psiquiatra o hasta un Hipnotista.  Generalmente, son ellos quienes podrán recomendarte que terapia vaya mejor con el nivel de microfobia que padezcas. También, es necesario, que los familiares con quien convivan, aprendan a asimilar de manera no traumática la convivencia

 ¿Tiene cura la microfobia?

Actualmente no se ha encontrado un medicamento que cure de raíz esta enfermedad, ni cualquier otra fobia. Pero, si se pueden tratar y con paciencia y fe pueden llegar a superarse. Siempre y cuando consultemos con los profesionales mencionados en el párrafo anterior.

A continuación te mostraremos una serie de tratamientos  para la microfobia, que bajo la supervisión y asesoría de un profesional responsable, te ayudarán sin duda con la trata de esta patología.

 Terapias conductuales  cognitivas:

También conocida como la terapia de exposición, es utilizada para controlar algunos problemas de ansiedad. La intención de este tratamiento es dejar expuesto de forma gradual al paciente hasta llevarlo a un nivel estresante que le provoque la ansiedad. De hecho, el objeto de esta terapia es hacer que el paciente se desestrese. De tal manera, que pierda esa intensa sensación de miedo, luego de una dura y directa exposición al objeto que le causa la fobia.

Es un método eficaz y aplicable en cualquiera de las fobias. En el caso de la microfobia se le plantea al paciente entrar en contacto mentalmente con aquel objeto diminuto que más le provoque la fobia. Luego, se le va haciendo un acercamiento físico con el objeto hasta conseguir que entre en contacto directo con el mismo.

La hipnoterapia.

Es la terapia que consiste en abrir la mente del paciente y sigilosamente introducirse en el subconsciente, con la finalidad de corregir ciertos patrones conductuales. Se conoce, que al estar en contacto con el subconsciente, es muy probable que el especialista logre entrar en contacto con lo que esta causando la fobia, y una vez dentro, le serán agregadas ideas nuevas y positivas sugestiones. Éstas a su vez pueden ser usadas para ayudar de manera positiva al mejoramiento de la persona afectada por la microfobia o cualquiera de las otras fobias.

De hecho, al enseñar al paciente a relacionar emociones y sentimientos opuestos a los que causen la fobia, puede traer resultados favorables en su proceso recuperativo. De tal manera que se pueden encontrar estos resultados al cabo de algunas pocas sesiones de hipnoterapia. Es importante destacar, que este tipo de terapias pueden ser cuestionadas por algunas personas que piensen que con la hipnosis se está alterando la percepción mental. No obstante, la hipnoterapia o hipnoanalisis, es considerada y aprobada como segura desde finales de la década de los cincuenta por la (AMA) asociación medica americana.

La programación Neuro-Lingüística

Esta técnica o terapia no es más que el estudio y la puesta en practica de como vivimos cada palabra que usamos. Se basa, en emitir una percepción inconsciente de los problemas de cada uno de nosotros.
Por lo tanto, si estas palabras y percepciones no son precisas, pueden crear un problema subyacente siempre y cuando continuemos utilizándolas y creyéndolas.

Sin subestimar

microfobia

Para concluir debemos entender que las fobias son algo serio y no debemos subestimar a las personas que la padecen ya que aunque no parezca algo extraordinario, es letal. De hecho, es impresionante la forma en como puede cambiar la vida de quien la padece y la de sus seres queridos. Por lo tanto, es recomendable brindar paciencia y apoyo para estas personas. De seguro, será un granito gratificante en su proceso recuperatorio.