Saltar al contenido

Malaxofobia

Hay personas que son tímidas por naturaleza y se cohíben o se les dificultad conseguir pareja. Pero esto puede no ser solo producto de la timidez, si no de alguna fobia a relacionarse con otras personas. Como es el caso de la malaxobia, la cual genera desprecio a las relaciones amorosas. A continuación, revisaremos información actualizada acerca de la malaxofobia. Describiremos que significa, cuales son los síntomas, que la origina y como se puede superar esta fobia.

 ¿Qué es la malaxofobia?

malaxofobia

Es el miedo irrazonable, permanente e insólito hacia los placeres amorosos con alguna persona. A pesar de ser una fobia poco común entre la población, existen personas que experimentan un miedo a la seducción. También conocida como sarmasofobia, este padecimiento es comúnmente diagnosticado más en las mujeres que en los hombres. Esto se debe, a que las féminas son más propensas de ser víctimas de abuso sexual. Lo que desencadenaría este rechazo hacia los hombres, que con el tiempo se podría convertir en la malaxofobia.

Las personas con esta fobia se sienten cohibidas a realizar cualquier contacto amoroso con una persona. Presentando intranquilidad en la situación que se encuentre, generando así inconformidad y en casos rupturas con la pareja que se encuentre.

Es así como la persona con malaxofobia evita cualquier tipo de actividad, que conlleve a la persona seducirla con fines amorosos. Esta negación, es producto de la fobia no es ocasionada por voluntad propia. Solo que obedece a algún trauma psicológico que presenta esta persona. Y debe ser trata por especialistas, con tratamientos eficaces.
Actualmente esta fobia, como todas las demás ha sido bien estudiada para una óptima recuperación y eliminación por completo.

 Síntomas de la malaxobia

Para determinar esta fobia, se debe prestar atención a todas las señales que presenta la persona antes y durante del acto de seducción. Los síntomas mostrados se notan antes del contacto amoroso. Esto se debe, a que, ya psicológicamente la persona percibe a donde se dirige toda la incitación por parte de la pareja. Luego durante, cuando es más fuerte el rechazo o la cohibición por parte del individuo con malaxofobia.

Principalmente, los síntomas se manifiestan en la actividad física del cuerpo. Es decir, se originan un conjunto de cambios en el ser, motivo del pavor que genera la incitación.

Como acotamos anteriormente, esta sintomatología se manifiesta de manera seguida cuando comienza el juego amoroso. Como también se presenta antes de comenzar el acto de seducción.
Los síntomas suelen ser diferentes en cada caso, todo dependiendo en qué grado se encuentre la fobia. El aumento de las funciones del sistema nervioso, denotaran los siguientes malestares en la persona tales como:

  • Estrés muscular
  • Sudoración en exceso
  • Agobio y repugnancia hacia la persona
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Noción de ahogo
  • Malestares estomacales
  • Aumento de la respiración
  • Enrojecimiento del rostro

¿Cómo se desarrolla la malaxofobia?

Algunas fobias resultan ser complicadas para saber cuáles fueron los factores detonantes de ellas. En otros casos de fobias, es más evidente determinar cuál fue el causante que dio origen a ese miedo. Por lo general, las fobias se asocian a hechos personales o como espectadores de algún suceso traumático o lamentable. En algunos casos, estas fobias obedecen a algún trastorno psicológico o a trastornos de la personalidad obsesiva compulsiva. Este desorden es la necesidad de tener el control, el orden y las reglas, de algún objeto, situación o persona. En este caso de la malaxofobia seria tener el control de la situación que está en manos de otra persona.

Generalmente, los componentes que dan origen a la malaxofobia son los siguientes:

Eventos traumáticos personales

Haber sufrido alguna mala experiencia vinculada con actos amorosos o de seducción, pueden ser los principales elementos que den origen a esta fobia. Haber pasado por alguna situación vergonzosa o traumática condicionaría a la persona a realizar nuevamente estos actos. Evitando así, recibir cualquier situación de roce íntimo con otra persona.

Información incorrecta o lamentable de terceros

El percibir actos ajenos, donde se originen hechos de violencia, podría resultarle traumático a una persona, causando así esta fobia. Es por ello, que no hace falta pasar por una circunstancia en primera persona para desencadenar esta fobia. En otros casos, el obtener información errada que tenga que ver con actos amorosos, podría producir desprecio a situaciones como estas. Originando así, el temor a ser parte de actos donde se involucre la humillación, el maltrato o las aberraciones sexuales.

Origen hereditario

Resulta ser poco creíble que se deba a un factor hereditario. Sin embargo, el nivel de ansiedad con la que cuente el entorno familiar podría en excepciones ser un elemento fuente. También, los valores inculcados en la niñez podrían en casos extremos producir la malaxofobia, producto de la conducta desarrollada.

¿Cómo vencer el miedo al contacto amoroso?

Lo primero es aceptar la fobia como algo que en realidad se padece y que perjudica su comportamiento. Es fundamental, el prepararse física y psicológicamente para obtener métodos que lleven progresivamente a curar por completo la malaxofobia. Logrando así, una mejor relación con las personas que se vean afectadas por esta fobia.

La ayuda profesional será de gran ayuda, así como también la voluntad propia que se tenga para superar esta fobia. Si la malaxofobia fue originada por algún rechazo o violencia en la infancia, lo mejor es aceptar que son experiencias. Así como cada situación también es distinta, no se debe generalizar todos los eventos de actos amorosos. El hablar con la pareja sobre esta condición, será de vital ayuda para la superación de la misma. Así mismo dar a entender que el rechazo o cohibición es producto de la fobia, más no por falta de interés.

La psicoterapia también es de gran ayuda para superar este miedo y es el método mas utilizado para esta fobia. Los resultados de este tratamiento para los que padecen de malaxofobia, son los más efectivos al momento de vencer este mal.
La TCC terapia cognitivo conductual, es un modelo de procedimiento psicoterapéutico que brinda ayuda a los pacientes con malaxofobia. Haciéndoles comprender que los sentimientos y pensamientos ocasionados por la fobia afectan e influyen en su conducta. Las técnicas de relajación y las terapias de exposición directa o choque son las más implementadas para el tratamiento de la malaxofobia.

Repercusiones de la malaxofobia

Esta fobia trae como consecuencias rupturas amorosas y sociales. Además de impedir relacionarse con normalidad con otras personas, porque el efecto principal es evitar toda actividad de seducción.
La malaxofobia trae como resultado la insatisfacción personal, la baja autoestima, el estado de ánimo bajo y las confusiones emocionales. Estas son algunas de las problemáticas, en las que se puede ver envuelta la persona con esta fobia.

 Diferencias entre la malaxofobia y la fobia social

Son similares, pero con patologías y evaluaciones distintas, solo que ambas guardan relación con el factor timidez, que las caracteriza. La fobia social se refiere a un desorden en el que la persona teme de manera desmesurada las actividades sociales. Mientras que la persona con malaxofobia se puede desenvolver fácilmente en eventos sociales. Ya que a pesar de obedecer a un rechazo de tipo social, este no se expande a otras coyunturas colectivas.

De manera que la malaxofobia resulta ser menos grave, ya que esta solo se presenta en ocasiones de seducción o en actos amorosos.

¿Sufres de malaxofobia?

malaxofobia

Una vez repasada toda la información referente a esta fobia y crees ser parte de quienes la padecen. Lo mejor, es tomar en consideración las recomendaciones expuestas anteriormente, buscar ayuda profesional con diferentes tratamientos. O capacitarte personalmente, tener voluntad propia e informaciones como estas para superar esta fobia, serán de gran ayuda.