Saltar al contenido

Hipofobia

Los seres humanos somos susceptibles al temor por ciertos animales, algunas personas  desarrollan fobias hacia ciertos animales en específico. Dentro de este tipo de fobias hacia los animales se encuentra la hipofobia, el temor por los caballos. En este artículo, te presentaremos toda la información relacionada a este particular trastorno.

¿De qué se trata la hipofobia?

hipofobia

Por lo general, la fobia hacia los animales es un problema que se presenta en la infancia y que se puede prolongar hasta la edad adulta. Trayendo como consecuencia, miedos patológicos hacia animales en específicos que provocan temor y desagrado en la personas. La hipofobia es el término con el cual, se define el miedo específico por los caballos. Las personas temen encontrarse en presencia de estos animales, bien sea que estén moviéndose o simplemente al verlos en imágenes. Incluso con solo escuchar su relincho puede provocar una angustia y una zozobra espeluznante en las personas.

Este miedo constante es calificado como una fobia, al manifestarse un comportamiento exagerado e irracional por el temor que provocan los caballos. Es por ello, que las personas con estos trastornos evitan totalmente enfrentarse a una situación en donde se encuentre un equino que los atemoriza.

Esta fobia se puede desarrollar luego de haber sufrido un choque traumático con un caballo. Ocasionando un increíble temor por montarlos y sufrir algún tipo de caída o accidente provocados por algún equino. Esta fobia puede interferir en la vida diaria de quienes se relacionan con este tipo de animal en su localidad. Limitando las actividades que pudiera realizar en su contexto natural como el campo, establos y deportes a caballo.

Síntomas provocados por este comportamiento

Las personas que padecen de este trastorno fóbico, suelen experimentar una respuesta sintomática al estimulo que provoca el temor. En el caso de los caballos, las personas manifiestan fuertes síntomas corporales que evidencia un miedo fóbico por los equinos. A continuación, mencionamos los comportamientos y síntomas más frecuentes en una persona con hipofobia.

Pensamientos perturbadores

Es común que las personas generen de forma inconsciente pensamientos negativos relacionados con el objeto de su fobia. Este comportamiento supone una angustia y una ansiedad muy significativa que altera la realidad de su temor. Exagerando de manera dramática, la amenaza que puede suponer para ellos un animal como el caballo.

Ataques de pánico

Es un síntoma frecuente en la mayoría de las fobias, que se presenta ante la sensación de la pérdida de control. La cual, es muy común en escenarios donde la persona no tiene la capacidad para manejar la situación o el control sobre la misma. Por lo tanto, la creencia de una situación peligrosa los hace actuar de manera paranoica.

Temor a desmayarse

Es una sensación relacionada a síntomas como taquicardia, falta de oxigeno y temblores que pueden causar la pérdida de consciencia en la persona. Esta debilidad, es provocada por la agitación extrema a la cual se expone el individuo por la manifestación de todo los síntomas simultáneamente.

Alucinaciones negativas

Estas imágenes negativas, alteran de manera directa la realidad de los caballos en la mente de la persona. En el caso de las personas con hipofobia, estas alucinaciones provocan un malestar que puede interferir en mayor grado, en la vida diaria de la persona.

Evasión por los caballos

La necesidad de no afrontar aquello que les produce  fobia a las personas, puede provocar deseos de evitar y escapar de los caballos.

Causas asociadas al temor por los caballos

Cabe agregar, que las fobias no son los mismos temores que experimentan la mayoría de las personas en la vida diaria. Es un temor extremo y constante, que interfiere con el libre desarrollo de las actividades cotidianas de un individuo.

  • La hipofobia, es causada principalmente por una experiencia traumática o negativa con un caballo, en algún momento dado durante la vida. Muchas de estas personas, sufren caídas o golpes provocados por un caballo, potenciando en gran forma el temor hacia estos.
  • De igual manera, las noticias sobre accidentes con los caballos pueden provocar altos niveles de ansiedad en los individuos. Esto puede influir en el desarrollo de un miedo agudo y constante por los caballos.
  • Por otra parte, muchas películas y medios publicitarios emplean estos animales como una criatura salvaje que inspira temor. Una representación errónea acerca de estos equinos, pero que influyen de manera real en la mente de las personas con esta fobia.
  • Para finalizar, este tipo de fobia también puede referirse a un trastorno patológico hereditario de una familia. Unos padres con fobia a los caballos, pueden incidir en el miedo que puedan contraer sus hijos. Otro factor que puede limitar a las personas a montar caballos, puede estar asociado a un déficit de adrenalina en el individuo.

¿Conducta adquirida o fobia?

Se pueden encontrar casos en los cuales la hipofobia no es desarrollada propiamente por el individuo. Sino que es un comportamiento adquirido por la influencia de otra persona, que pudo haber sufrido un accidente con un caballo. Presenciar una situación trágica con un caballo, puede provocar un bloqueo mental y emocional sobre el individuo.

Por consiguiente, el sujeto desarrolla pensamientos obsesivos por el objeto que estimula el temor fóbico, en este caso los caballos. Lo más recomendable en este tipo de situaciones, es buscar ayuda médica para indicar cuál es el tratamiento adecuado para la hipofobia.

 ¿Cómo superar el temor por los caballos?

La mayoría de los trastornos fóbicos obedecen a causas mentales. Por lo tanto, es necesario aplicar tratamientos psicológicos, en donde se pueda trabajar la mentalidad del paciente. Esto con la finalidad de demostrar la realidad de su temor irracional y sin sentido. Entre las terapias psicológicas más frecuentes se pueden encontrar:

Terapia cognitivo conductual

Se trata de una de las terapias más comunes, que permite centrar los miedos de los pacientes y como se originaron. De esta manera, se pueden analizar los procesos del pensamiento para determinar el mejor tratamiento para la persona.

Terapia de exposición

Este método es muy usado para tratar los problemas causados por las fobias. Consiste en una técnica que expone al paciente de forma gradual con el objeto que provoca el temor. En este caso los caballos son presentados a las personas inicialmente a través de imágenes y vídeos. Aumentando el grado de exposición, hasta llevar a cabo situaciones de interacción con caballos reales.

Desensibilización sistemática

Son sesiones que permiten centrar progresivamente la aceptación del temor en los pacientes. Proporcionando un ambiente, donde las personas se sientas cómodas con los caballos, entendiendo la realidad de su trastorno y eliminando el miedo que los afecta.

Consejos y recomendaciones para las personas con hipofobia

hipofobia

Es evidente, que los caballos no son animales que representen un peligro para los seres humanos. Las estadísticas demuestran que generalmente no hacen daños a las personas. Lo accidentes que ocurren son producto de la falta de medidas de seguridad a la hora de montar a caballo. Por lo que es recomendable, demostrar esos hechos a los individuos con hipofobia para hacerles entender la realidad.
La lectura y los documentales sobre la relación amable que puede existir entre los caballos y las personas también ayudan a superar los miedos de los individuos. Lo cual permite al paciente, comprender que el miedo es irracional y no una causa real que represente una amenaza.