Saltar al contenido

Geniofobia.

Entre las fobias más raras y extrañas del mundo están las que se originan por una parte específica del cuerpo. Este miedo absurdo es considerado una de las fobias más difícil de comprender. Tal es el caso de las personas con geniofobia, un temor incontrolable e irracional hacia la barbilla o mentón de otras personas. En este artículo, conoceremos más sobre esta peculiar fobia.

 ¿Miedo por la barbilla?

geniofobia

Puede que parezca absurdo el temor por una parte del cuerpo como la barbilla, pero para algunas personas es un serio problema. El cual afecta la vida laboral y social de las personas que padecen de este trastorno de comportamiento fóbico. La geniofobia, es el término con el cual se identifica a esta alteración psicológica de la mente humana. Existen personas a las cuales les puede parecer una tortura y una situación desagradable mirar la barbilla de otras personas.

Asimismo tocar su propio mentón puede representar una sensación horrible para la personas con esta afectación. Esto lleva a muchas personas a cuestionar esta fobia, ya que parece mentira que un individuo pueda sentir temor por una parte de su cuerpo. El miedo constante y persistente convierte este comportamiento en un trastorno fóbico, el cual puede manifestarse en cualquier etapa de la vida.

 Las fobias corporales

Por lo general, los pacientes con algún tipo de fobia corporal se deben a una psiquis por una disformidad física. Este trastorno se vuelve obsesivo, convirtiéndose en una manía patológica por un defecto propio en el cuerpo. Ya sea que esta alteración física en verdad exista, o tal vez sea producto de la imaginación de la persona.

En los casos donde el defecto en realidad existe, este es percibido con una connotación sumamente exagerada hacia esa parte en específico. Lo que provoca un comportamiento de obsesivo temor, con casos extremos de una severa depresión y baja autoestima.

 Causas que desarrollan este trastorno.

Las fobias en su mayoría se originan por un episodio traumático en la vida de las personas el cual no es superado. Perdurando con el tiempo y afectando el normal desarrollo de la vida diaria de la persona. La cual se ve obligada a evitar objetos o situaciones que pueden causarle miedo o desagrado. La geniofobia es una percepción errada o exagerada sobre una parte del propio cuerpo como la barbilla. Existen muchas causas relacionadas hacia este comportamiento obsesivo, entre los cuales tenemos:

Patología genética

Los génes transmitidos de los padres a los hijos pueden ser una causa potencial para el desarrollo de esta fobia. Los cromosomas son los principales medios de transmisión genética, los cuales expanden impulsos cerebrales durante el embarazo. Estos impulsos pueden generar ideas equivocadas y erróneas en la mente de las personas durante su gestación.

Deformidad corporal

Estudios médicos, han demostrado que las fobias asociadas a las partes corporales son causadas por algún defecto físico. Esta deformidad, puede desarrollar un comportamiento obsesivo hacia esa parte del cuerpo que no luce adecuadamente. En el caso de las personas con geniofobia, la barbilla suele ser una parte del cuerpo que les provoca vergüenza. Convirtiéndose en objeto de desagrado y repulsión por no lucir como les gustaría, o por el simple hecho de no ser simétrica con su rostro.

Síntomas relacionados a este trastorno.

Los síntomas más frecuentes relacionados a la geniofobia son muy variados. Estos también son muy parecidos a los que involucran el miedo hacia otras partes del cuerpo. Una persona con temor a las barbillas o el mentón puede presentar los siguientes síntomas y comportamientos:

Ansiedad

La anticipación al miedo y las situaciones desagradables generan una respuesta fisiológica y cognitiva como ansiedad. Este síntoma, es el foco del cual se derivan las demás respuestas de una persona con geniofobia. Lo cual, produce una serie de efectos irracionales en el cuerpo como dificultad para respirar, mareos y sudoración excesiva.

Sudoración excesiva

Se manifiesta, cuando las glándulas sudoríparas aumentan la secreción de un líquido salado para compensar la agitación y el estrés del cuerpo.

Nauseas.

Este síntoma manifiesta por una alteración del proceso estomacal que se ve interrumpido por un shock termo diferencial de una situación inesperada.

Dificultad para respirar

El aumento del ritmo respiratorio causa un desequilibro entre la cantidad de oxigeno que se respira y la que se aspira. Lo cual trae como consecuencia una insuficiencia respiratoria que provoca dificultad para respirar con normalidad.

Consecuencias de la geniofobia.

Los trastornos fóbicos tienen como consecuencia problemas psicológicos que derivan en problemas emocionales y mentales. Las personas con alteraciones en su comportamiento, suelen verse afectados a largo plazo por problemas de conducta, entre los cuales tenemos:

Problemas para relacionarse

Los pacientes con fobias sociales tienden a presentar dificultades para desarrollarse libremente en entornos sociales. Estos problemas para relacionarse con otras personas obedecen a una conducta evasiva para no afrontar el temor que los afecta.

Depresión.

Es una condición que se produce como consecuencia del rechazo y el desagrado por la sociedad. Las personas pueden caer en una conducta depresiva al no encontrar una solución al problema que los perjudica.

Baja autoestima.

Los pacientes con geniofobia suelen tener una apreciación errónea sobre una parte específica de su cuerpo como la barbilla. Esta inconformidad con su cuerpo, trae como consecuencia una baja autoestima e inseguridad por sí mismo.

Aislamiento.

Las personas con trastornos psicológicos y de comportamiento, con frecuencia buscan resguardo en el aislamiento. De tal manera, que puedan evitar el estimulo que les provoca el miedo.

Alucinaciones

El aislamiento constante y el temor obsesivo provocado por un trastorno psicológico, puede ocasionar alucinaciones. Ya que el individuo pierde la noción real del tiempo, limitando su capacidad para diferenciar lo real de lo imaginario.

Tratamientos para curar la geniofobia.

Los métodos que se pueden aplicar para solucionar este desequilibrio psicológico requieren de mucha constancia y perseverancia. Es importante aclarar que resultados de estos tratamientos pueden tardar semanas, meses o incluso años para curar definitivamente el miedo fóbico. Sin embargo, son métodos que han demostrado su eficiencia para solucionar este tipo de problemas. Entre los tratamientos más empleados para las personas con este tipo de afectación tenemos:

Terapias cognitivo-conductual.

Es un tratamiento que permite controlar el comportamiento de las personas ante la presencia del estimulo detonante. De esta manera, se logra disminuir los efectos y los síntomas que ocasiona el miedo por las barbillas y el mentón.

Hipnosis.

De igual modo, las personas suelen recurrir a tratamientos donde se involucren la hipnosis. Mediante esta técnica, se puede desensibilizar el estimulo que provoca el temor en las personas, alterando los patrones psicológicos en la mente del paciente.

Consejos y recomendaciones.

geniofobia2

Las fobias sociales son una de las que más afecta a las personas, ya que limita el libre desarrollo de sus actividades. El miedo por el mentón o las barbillas de las personas puede resultar una fobia sin sentido real. Sin embargo, afecta en gran forma la vida de los pacientes con este problema. Por lo tanto, es indispensable la comprensión de familiares y amigos cercanos, para evitar episodios como depresión y aislamiento.

Por otro lado, es recomendable compartir este tipo de problemas con otras personas que puedan padecer trastornos similares. En el Internet se pueden encontrar foros o grupos de personas con situaciones similares. En donde comparten sus experiencias vividas y la manera de cómo afrontar este tipo de problemas. Razón por la cual, te recomendamos compartir este articulo con personas a las cuales pueda servirles de ayuda. Contribuyendo a crear conciencia y comprensión por aquellos que padecen de geniofobia.