Skip to content

Anuptafobia

Dentro del campo de las más delicadas fobias, encontramos la anuptafobia. Es una situación que genera desesperación en los individuos a los que se les dificulta establecer una relación en pareja. Dicha situación puede generar los más diversos conflictos en la vida personal de un anuptafóbico. Veamos con detenimiento de qué se trata.

 Caracterizando la anuptafobia

anuptafobia

Luego de alcanzar la edad adulta empieza a surgir una serie de requisitos que son necesarios cumplir. Ya sea por condicionamiento social o necesidades personales se vuelve indispensable conseguir un trabajo, una pareja y formar una familia. Pero, ¿Qué sucede cuando alguna de estas no se puede lograr? ¿Cómo reacciona el individuo a nivel psicológico y emocional?

Quizás la idea de conseguir un trabajo puede ser compensada de alguna forma u otra. En muchas ocasiones esto se resuelve asumiendo por cuenta propia la obligación de manera informal. Otras, a través de un sistema de trabajo propio. Por lo que “resolver” este conflicto es una situación más llevadera.

Sucede que cuando la problemática toca el campo emocional, la situación es más complicada. Durante la juventud, la edad y el tiempo juegan a tu favor, permitiendo que cualquier decepción amorosa sane de forma correcta. Pero, casi siempre, existe el deseo de conseguir esa pareja ideal, ese amor de telenovela que nos acompañe “hasta que la muerte nos separe”.

Cuando una persona no consigue alcanzar este escalón o lo alcanza pero luego lo pierde puede sentirse atemorizada. Una reacción normal en el campo de los sentimientos. Sin embargo, una persona anuptafóbica se sumirá en la más absoluta desesperación. Su problema no es la soledad, en su más amplio campo de expresión. Su problema real es el temor irracional a no tener pareja. Veamos a continuación los síntomas que esta condición genera.

 Síntomas de esta fobia

Los síntomas pueden variar de una persona a otra. La depresión es uno de los más comunes. Sentirse fracasado, con baja autoestima, poco valorado e incompleto son parte de este proceso.
Ataques de pánico en situaciones de mucho estrés. Esto es, al ir a comer a un restaurante donde se dé una petición de mano. Asistir a un matrimonio, así sea éste de una persona muy cercana con la que compartes la felicidad del momento. O, también, actuar como televidente de películas románticas.

Considerar estos síntomas es de gran importancia para detallar el comportamiento propio o de alguna persona de nuestro entorno cercano. Así mismo, debemos conocer su génesis, las razones que pueden ocasionar esta condición. A continuación revisaremos las causas de esta interesante fobia.

 Causas

La edad y el sexo juegan un papel fundamental en esta clase de fobia. Las mujeres, definitivamente son más afectadas que los hombres. Esto ocurre por una necesidad social impuesta desde la niñez que obliga a las mujeres a formar una familia. Cuando el proceso no ocurre en este orden, se evidencian los complejos y las inconformidades. De la misma forma, al parecer existe un rango de edad en la que está socialmente aprobada la formación de esta familia. Esta exigencia altera el sano desenvolvimiento de las personas en su vida personal. Sucede que si a los 30 no estás casado existe una alta probabilidad de que tu vida esté arruinada. Por ende, sufrir de anuptafobia cuando se es mujer y se pasa de los 30 años, es más común.

Otro factor que puede causar esta fobia es la dependencia emocional. Muchas personas, sobre todo las que tienen baja autoestima, necesitan la aprobación de otro individuo para valorar positivamente su vida y sus acciones. Aún cuando este compañero no aporte nada beneficioso a la vida del fóbico, el sólo hecho de sentirlo presente le hace sentir más seguro.

Los continuos fracasos amorosos causan inconformidad en el individuo que pueden concluir en más fracasos. Al ver que continuamente se culmina una relación tras otra, surge la preocupación de que no se conseguirá estabilidad nunca. Se crea, en base a esto, un ambiente vicioso del cual cuesta mucho salirse.

Y, aún cuando ya a lo largo del texto se han referido algunos daños que genera este tipo de fobia, conviene caracterizarlos. Así veremos entonces los efectos o consecuencias de la anuptafobia.

 Efectos o consecuencias

  • La primera de las consecuencias es el riesgo de apostar a una vida en pareja con una persona que no sea la adecuada. Aún cuando esto derive en una infelicidad reconocida, no es comparable al miedo de ser eternamente soltero. La desdicha de la vida en pareja, afecta a más personas de las que se puede imaginar. Sin embargo, cuando las razones son de otra índole, la separación tiene mayores posibilidades de ocurrir.
  • Las personas que sufren de anuptafobia tienen muchas posibilidades de ser víctimas de agresiones físicas y emocionales. El temer perder a su cónyuge los hace capaces de aceptar cualquier situación. Con la añadidura de que de por sí las víctimas de maltrato en la pareja se sienten miserables, se debe agregar esta condición individual.
  • Cambios constantes de pareja. Estos pueden ocurrir cuando el otro involucrado considera que la relación no está funcionando y decide terminarla. Al ver esto el anuptafóbico, puede aceptar iniciar una relación con cualquier otro aumentando las posibilidades de sufrir numerosos fracasos.
  • No disfrutar de las relaciones amorosas sanamente sino llevarlas bajo un método de absorción irracional. Esto genera confusión y malestar en la otra parte, sintiéndose ahogado por lo que es común que plantee la separación.

Aun cuando vemos todo esto, atender a un anuptafóbico a tiempo, puede lograr estabilizar el panorama. Para lograrlo existe un tratamiento, que es básicamente emocional, para atender estos casos.

 Tratamiento

Conseguir hacer manejable esta clase de situación permitirá al individuo obtener un mejor modo de vida. Entre las acciones que se pueden tomar en este ámbito se dan:

  • Sesiones asistidas de terapia conductual. El temor racional a quedarse soltero puede aceptarse, en un bajo nivel, como una condición humana. Existen muchísimas personas que alcanzan un nivel de madurez y felicidad personal, estando sin pareja. Sin embargo, cuando esta situación alcanza límites alarmantes deben tomarse acciones contundentes. Se pueden aplicar actividades bajo
  • Programación Neurolingüística.
  • El acompañamiento de personas amadas, sobre todo familiares, siempre tendrá un efecto positivo para el afectado. Es importante que no se sienta juzgado ni fracasado.
  • El apoyo espiritual, también puede facilitar la aceptación y el enfrentar el asunto bajo un esquema positivista.

 Recomendaciones

Dicen algunos estudiosos que la mente (Refiriéndose principalmente a los pensamientos) son el principal enemigo del ser humano. Al revisar que existen casos de esta naturaleza, podemos asumir que esta realidad es cierta. Hace falta considerar las posibilidades positivas que puede ofrecer la soltería. Además, conviene saber que el tiempo de Dios es perfecto. Tratar de obligar a que las situaciones sucedan no sólo puede derivar en la propia infelicidad. También puede afectar a terceros que necesariamente están involucrados, como los hijos. Que el temor a este tipo de soledad no te agobie, la vida es un lienzo en blanco y somos nosotros los que tenemos los colores para pintar. Llena tu vida de los más lindos y brillantes colores aún cuando tu realidad personal no sea tan colorida.

 Para concluir…

anuptafobia

Se debe saber que cuando se sufre de anuptafobia no se hace de manera automática o a propósito. Esto ocurre luego de una serie de detonantes que generan una inestabilidad en las emociones de los individuos. En todos los casos es necesario buscar ayuda y saber y reconocer que son condiciones tratables con un alto índice de mejoría.