Saltar al contenido

Ambulofobia

¿Alguna vez pensaste en que hay personas que le temen hasta a lo más simple y cotidiano? Sea cual sea tu respuesta, seguramente te sorprenderás al conocer la Ambulofobia. Se trata nada más y nada menos que del miedo, o sensación de miedo, irracional e injustificada de caminar o correr.

¿En qué casos se presenta la Ambulofobia?

ambulofobia

Por muy rara que pueda parecer, la Ambulofobia, se presenta entre personas que han sufrido algún tipo de fractura o lesión que le mantienen inmovilizados por un lapso significativo.
Sin embargo, tampoco hace falta algo tan traumático como para desarrollar esta enfermedad. La Ambulofobia puede presentarse en cualquier etapa de la vida de una persona. Sí, en cualquiera. Estudios afirman que los bebés también pueden desarrollar Ambulofobia cuando comienzan a caminar. En estos casos, cuando el bebé no tiene la debida asistencia de sus padres en este proceso de aprendizaje. El simple hecho de tropezar, caerse, lastimarse una y otra vez puede comenzar a alimentar este temor hasta convertirse en un impedimento para su normal desarrollo.

 

¿Qué tan común es la Ambulofobia?

Seguramente hasta aquí sigas pensando en que toda esta cuestión de la Ambulofobia es muy inusual. Pero la realidad es muy distinta, pues es más común de lo que crees. Larga es la lista, por ejemplo, de deportistas que han sufrido este tipo de fobia luego de un accidente o una lesión que le impidiera caminar. O quizás  le llenara de temor al comenzar a hacerlo. Más adelante podría profundizarse más este punto.

¿Cómo saber si sufres Ambulofobia?

La Ambulofobia puede ser identificada en una persona cuando ésta, tiene miedo al momento caminar, trotar o correr. De hecho, presenta sensaciones de malestar, sudoración excesiva. Inclusive, el simple hecho de pensar en dar un paseo caminando, le aterra. Esto, también puede provocar taquicardia, ataques de pánico y dificultad para respirar. De igual forma, el impacto psicológico de esta enfermedad es un elemento importante. Sobre todo, dentro del proceso de identificación de la Ambulofobia. Es normal que en estos casos, abrumado por pensamientos negativos, la persona evite a toda costa el hecho de caminar o correr.

 ¿Cuál es el alcance de la Ambulofobia?

Las consecuencias o alcances que puede llegar a tener la Ambulofobia, en la vida de quienes padecen esta enfermedad pueden llegar a ser realmente perturbadoras. Tras una lesión, fractura o cirugía que impidiera a una persona caminar lleva a sufrir un impacto psicológico de magnitudes gigantescas. El ambulofóbico, podría quedar en sillas de ruedas o simplemente en cama ante el temor de que caminar empeoraría la lesión sufrida.

¿Cómo combatir la Ambulofobia?

Los tratamientos fisioterapéuticos aplicados en el paciente juegan un papel fundamental. Ya que estos estimulan sus músculos para que puedan ir respondiendo favorablemente. De igual forma, es fundamental, como se ha hecho referencia anteriormente, el impacto psicológico de esta enfermedad. Es por ello que también resulta fundamental la aplicación de técnicas de psicoterapias, PNL

(Programación Neurolingüística) y Coaching Ontológico para mantener los mejores niveles de confianza.
Para conocer un poco más acerca de este punto en particular, resulta importante entonces conocer un poco de lo que es el PNL; Es nada más que la herramienta por excelencia si de conocer a fondo la mente humana se trata.  Y es que estas técnicas han surtido tan buenos resultados que han ganado, con el transcurrir de los años hacerse con reconocimientos como la ciencia para el desarrollo personal y la excelencia humana. Ya que permiten reprogramar la mente de manera positiva para así lograr los objetivos psicológicos deseados.

Por otra parte, el Coaching Ontológico es una técnica de aprendizaje transformacional, que evalúa, reforma o desarrolla la forma en que las personas piensan. De hecho, se trazan y ejecutan actividades para conseguir objetivos propuestos para sí mismos o para la sociedad. Ayudándoles a optimizar la forma en que interactúan a través de la interrupción de patrones de conductas. De esta manera, poder llevar a cabo operaciones o actividades con mayores niveles de creatividad para ser aún más protagonistas y proactivos.

Casos de superación

Tal y como se mencionó en el tercer punto de este tema, y guardando relación con el punto tratado anteriormente, podemos repasar historias de deportistas que habrían podido sufrir síntomas de ambulofobia. Inclusive, sin la ayuda y tratamiento fisioterapéutico y psicológico adecuado.

 Luke Shaw.

El inglés y lateral izquierdo del Manchester United, sufrió una terrible lesión que pudo haber acabo con su carrera. Fue el 15 de Septiembre del año 2015, en un partido contra el PSV de Holanda. La parte médica del jugador arrojó una fractura doble (tibia y peroné) en la pierna derecha. El jugador estaría, como mínimo, 6 meses alejado de las canchas. Cuenta Louis Van Gaal, entonces Director Técnico del equipo del Manchester, que Shaw se mantuvo llorando desconsoladamente con una máscara de oxígeno en el vestidor del equipo.

El jugador fue operado exitosamente en Holanda y la programación de tratamientos fisioterapéuticos ya era conocida. Pero Shaw debía ir más allá del aspecto físico. Según pudo conocer el diario inglés “The Mirror”, el Manchester United incluiría, dentro del proceso de recuperación de Luke Shaw, precisamente, técnicas de PNL y Coaching Ontológico. Debido a que, era indispensable que el jugador enfrentase todo tipo de pensamientos negativos y malos recuerdos sobre aquella fatídica noche que le pudieran impedir progresar en su recuperación. El 04 de Abril del año 2016, tras siete meses de recuperación, Luke Shaw logró volver a los entrenamientos del Manchester United. De tal manera que pudo afrontar el tramo final de la temporada.

Ronaldo Názario.

Otro caso icónico en el mundo del fútbol fue el del mítico delantero brasileño, ganador del Mundial con la selección canarinha en el 2002. Con un paso fabuloso en el Real Madrid entre los años 2002-2006. Pero no todo fueron lujos en la carrera del brasileño.

Fue durante su etapa como futbolista del Inter de Milán, donde, el 12 de Abril del año 2000, en un partido ante la Lazio por la Copa de Italia, sufrió una grave lesión en su rodilla derecha. Resultando en una rotura total del tendón rotuliano. Estaría 17 meses alejado de las canchas. Ronaldo concedería una entrevista en el año 2005. Donde sería preguntado por aquella terrible lesión; declaró recordar cada instante y minuto de sufrimiento. Del mismo modo, resaltó la importancia de la ayuda psicológica para recobrar y mantener la confianza en su proceso de recuperación. Declarando que su amor por el fútbol, aquel deporte que significaba todo para él. Desde luego, esto no lo dejó desanimarse y por ende, en ningún momento se propuso parar.

En conclusión…

ambulofobia

La ambulofobia es una enfermedad fundamentalmente de carácter psicológico y mental, que resulta en el miedo o pánico a caminar, trotar o correr. Esta enfermedad se presenta en cualquier etapa de la vida de una persona. Puede ser el caso de un niño que tropieza y cae mientras aprende a caminar. También,  en un adolescente o adulto que sufre una lesión, accidente o algún otro tipo de daño en una o ambas piernas, o cualquier otra parte del cuerpo que le impida caminar. Esto es lo que le produce temor o sensación de miedo. Además de pensamientos negativos y pánico al momento de volver a caminar, trotar o correr.

En los casos que requieran una mayor atención, la intervención de la psicología, PNL y Coaching Ontológico son indispensables para que la persona pueda recuperar la confianza en sí misma.