Skip to content

Amatofobia

Etimología de la palabra amatofobia proviene del griego antiguo (ámathos) (“polvo” o “arena fina”) y –fobia (miedo o temor). Se le da esa denominación al miedo no justificado al polvo o tierra. La amatofobia ha sido clasificada por el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés) como una fobia específica.

Definición de la amatofobia

amatofobia

Al igual que cualquier fobia, es un temor frente a ciertas situaciones que enfrentamos en este caso se refiere al polvo o a la tierra. Este temor irracional se vuelve perjudicial en nuestra vida. Nos limita a realizar las actividades que deseamos, trayendo consigo ataques de pánico o ansiedad.

 ¿Realmente existe personas con este tipo de fobia?

Aunque se puede decir que es una fobia poco conocida la amatofobia es bastante grave para los que la sufren, ya que pueden volverse un poco extremistas para evitar el contacto con el polvo. Esta puede trastornar gravemente la vida cotidiana de la persona afectada por esta fobia, obstruyendo su normal desenvolvimiento en la escuela, el trabajo o en sus relaciones interpersonales.

Aunque se desconoce el número de personas que sufren de amatofobia, se estima que casi 20 millones de adultos anualmente sufren de algún tipo de fobia. Aproximadamente el 20 por ciento son los que finalmente pueden superar su fobia.

 Causas

La amatofobia es una fobia específica (o “aislada”), que se centra en factores claves no sociales. Este tipo de fobias tienden a tener algún trauma como una causa. Los eventos o encuentros traumáticos suelen ser la causa de fobias específicas. En el caso de la amatofobia, es posible que la persona asocie el polvo con un evento negativo. También puede ser que ese evento negativo sea causado por el polvo, lo que podría desencadenar la ansiedad.

Así mismo hay otras disposiciones psicológicas y genéticas que podrían llevar a uno a estar más inclinado a sufrir de una fobia específica.Las causas de esta fobia pueden variar dependiendo del paciente, y pueden caer en alguna de las siguientes categorías:

  • Experiencia traumática relacionada – Estos pacientes quizás no hayan experimentado el miedo de manera directa. Pero, pueden tener cerca a alguien que sí la padezca. Quizás sea por alguna situación real o casos raros.  Igual puede ser por haber visto una película o por algún sueño que haya tenido de manera persistente.
  • Incidente traumático – Quizás el  paciente sufrió un suceso aterrador que le causó pánico o ansiedad. Manifestándose como consecuencia a este hecho la amatofobia. En principio, quizás su temor  no  fue el polvo. Casi todos los pacientes sufrieron de esta condición cuando se encontraban sometidos a un estrés severo y su mente de alguna forma asociaba las emociones negativas al polvo.
  • Desarrollo lento – Quizás ocurra durante un estado leve de amatofobia el cual va aumentando severamente durante la noche convirtiéndose en una situación grave. El paciente acumula un miedo asociado con el polvo.

 Otras causas de la amatofobia

En algunas ocasiones, la amatofobia se desarrolla debido a una experiencia supuestamente inofensiva. Puede considerarse repetitiva. Pero, en realidad puede que no lo sea. De igual manera esta se deba a una experiencia que tuvo en su primera infancia.

Aquellos que sufren el miedo persistente del polvo pueden ser debido a una fobia relacionada. Tal como  el miedo a los gérmenes. Su miedo al polvo también puede provenir de la composición alarmante del polvo, que incluye las células muertas de la piel, la caspa de los animales domésticos y los ácaros.

Síntomas

Las personas que sufren este tipo de fobia no pueden soportar el polvo o las partículas relacionadas en cualquiera de la forma, ya sea en el lugar o en el aire o en otros objetos.

El polvo se asocia con la asfixia. Que es el miedo que ataca a la persona que sufre de Amatofobia. Ellos sienten que van a atrapar alguna infección o problemas respiratorios con el polvo y esto puede conducir a su muerte.

La razón se atribuye a algún incidente que había cambiado la perspectiva de la persona hacia el polvo. Entre los síntomas más notables podemos observar los siguientes:

  • Pánico, miedo intenso o terror.
  • Miedo no razonable acompañado con frecuencia de la creencia en algo.
  • Dificultad para respirar o falta de aire.
  • Escalofríos o temblores.
  • Pulsaciones rápidas
  • Náuseas, Resequedad de boca,Sensación de malestar, Imposibilidad para hablar o pensar claramente Temor a morir, Demencia o pérdida de control, Alejamiento de la realidad

 ¿Cómo superar la amatofobia?

Hace ya algún tiempo, un psicólogo especialista en fobias descubrió algo que sorprendió a muchas personas. Después de muchos estudios sobre fobias llegó a la conclusión que la causa de todas las reacciones negativas se debe a la paralización del sistema energético del cuerpo.

Lo que en ese momento no dijo fue que todo está relacionado con las creencias, hábitos y pensamientos de las personas.

El sistema energético es el principio de la Psicología Energética que ofrece soluciones a problemas emocionales. Tales como la amatophobia, así como técnicas de PNL y Coaching Ontológico. Se dice que el tratamiento más efectivo para la amatofobia y otras fobias específicas que es la terapia conductual.

Un psiquiatra o consejero puede trabajar con la persona en las sesiones de terapia para ayudarle a superar la fobia. La medicina anti-ansiedad, también puede utilizarse para frenar los efectos del trastorno y para mantener a la persona tranquila, aunque esto sólo puede ayudar a lidiar con los síntomas en lugar de superar la fobia.

Otras opciones para el paciente que sufre de amatofobia

Muchas veces la terapia no funciona porque algunas personas tienen miedo de renunciar a su amatofobia. La persona está totalmente involucrada con ella. En definitiva, a algunos pacientes les encanta tener como tema de conversación a su amatofobia. Quizás sea esta una de las razones por las que algunas personas pueden pasar años haciendo terapia de charla.

Sin embargo cuando se habla mucho de los problemas  la gente se mantiene como atascada y es una situación negativa. Por lo que las personas que desean hablar verdaderamente de su amatofobia es que no están realmente listos y no logran buenos resultados. Este tipo de gente  se puede sentir muy satisfecha con la terapia de la charla, significando esto sesiones extensas, gastos muy elevados y un éxito muy por debajo.

 ¿Qué puede desencadenar este tipo de fobia?

La amatophobia puede alterar seriamente la vida normal, interfiriendo con la escuela, el trabajo o las relaciones sociales. Se cree que la genética y los factores hereditarios pueden desempeñar un papel en las fobias, especialmente aquellas relacionadas con un peligro de lesión. Por el contrario, las fobias sociales (como el temor al olor corporal o al tacto) son menos conocidas, son impulsadas por la ansiedad social y son ampliamente etiquetadas como “trastorno de ansiedad social”.

En todo tipo de fobias, experiencias externas y / o informes pueden reforzar o desarrollar el miedo, como ver a un familiar o amigo afectado. En casos extremos, las exposiciones indirectas pueden ser tan remotas como escuchar una referencia en la conversación o ver algo en las noticias o en la televisión y películas.

La amatofobia, como la mayoría de las fobias, proviene de un mecanismo de sobreprotección subconsciente, y como con muchas fobias también puede estar arraigada en un conflicto emocional no resuelto.

Recomendaciones a familiares y amigos

amatofobia

La familia igual que los amigos, es el apoyo necesario para cualquier enfermo. Entender, aconsejar, y hacer sentir al paciente que no está solo es lo primordial para que la persona afectada pueda superar con mayor rapidez su fobia.