Skip to content

Acarofobia

En ocasiones el ser humano puede tener miedo a los elementos que le rodean. En algunos casos es el miedo a las picaduras de insectos. Este miedo puede llevarte a padecer de acarofobia. ¿quieres saber de qué se trata?

Definición

acarofobia

La acarofobia es un constante, anormal y absurdo miedo a las picaduras de insectos o los insectos que pican. Las personas que sufren de este trastorno pueden sufrir la alucinación de que insectos diminutos (ácaros) han infectado su piel. Acarofobia viene de akari, ácaro, y phobia, temor, en griego.

El individuo que sufre de acarofobia, se caracteriza por presentar un miedo anormal, irracional, absurdo y persistente hacia las picaduras de los insectos. Sus pensamientos son obsesivos con la idea de que sufrirán una picadura, les aterra tanto la causa como la consecuencia. Así mismo les aterran los dolores y las expansiones de hinchazón y comezón que se generan. Algunas personas pueden llegar a creer que los ácaros se están moviendo debajo de su piel. También, pueden imaginar que insectos microscópicos están ingresando por los poros y comienzan a caminar por debajo de la piel.

Por ejemplo: si en un momento ves que se te acerca un alacrán y te da miedo que te pique, eso no es acarofobia. Debido a que ese miedo se da en un momento puntual y de forma justificada. Sin embargo, las personas que desarrollan esta fobia, tienen un miedo persistente y anormal, sin ningún tipo de razón. Cabe destacar que existen diferentes grados de acarofobia, dependiendo de lo grave que sea la fobia como tal.

Manifestación de Acarofobia

La mayoría de los insectos no son capaces de ocasionar daños físicos al ser humano. Sin embargo, algunos son portadores de virus y enfermedades, que transmiten a través de picaduras. Estos últimos resultan repugnantes y motivan a reacciones exageradas de pánico, en personas que padecen acarofobia. Esta condición somete a quien la sufre, a situaciones críticas de ansiedad. Esta condición se manifiesta ante la posibilidad de ser picados por un insecto, por lo que toman medidas extremas para evitarlo.

La fobia real se exterioriza de diferentes maneras. Algunos pacientes la experimentan casi todo el tiempo, otros sólo en respuesta a estímulos directos

 Niveles de la Acarofobia

  • Leve: Se da cuando la persona se asusta, si ve algo que podría picarle. Esto sucede, si por ejemplo ve una araña en su telaraña. Evidentemente, podría picarte, pero si no te acercas, no tendrás ningún problema. Sin embargo, en la mente de quien padece acarofobia se activa, y sufre ese temor.
  • Medio: igual al anterior, pero además se genera mucho temor en situaciones en las que podría haber una picadura. Es decir, incluso sin que haya un animal que pueda picar en ese momento, se teme a la picadura. Por ejemplo, podría surgir temor a pasear por el monte, porque las flores pueden tener abejas.
  • Grave: en este caso, la persona siente que tiene insectos de diminutos (ácaros) picándole en la piel. Este es el estado más grave de la fobia ya que conlleva a la paranoia.

Cabe destacar que en los tres casos el individuo que padece acarofobia se ve afectada por tres factores. La causa (insecto en cuestión), el hecho (picadura) y el efecto (dolores, la hinchazón).

Síntomas de la acarofobia

Evidentemente que los síntomas se darán dependiendo el nivel de acarofobia que padezca la persona. También como y cuando se presenta la fobia, si cuando ve un insecto, cuando cree que puede encontrarse con un insecto o cuando tenga un “ataque”. Puede haber casos muy extremos, donde la sensación es continua. La persona que tenga acarofobia, puede presentar lo siguiente:

  • Dificultad para respirar.
  • Temor
  • Taquicardia.
  • Respiración agitada.
  • Delirio o pérdida del control.
  • Incapacidad para hablar o meditar bien.
  • Sudoración.
  • Náuseas.

La acarofobia es una enfermedad considerada extraña, debido al grado de temor que manifiestan las personas a los insectos. Al mostrar los síntomas indicados con anterioridad, se refiere a una fobia que debe recibir tratamiento especial. Por otro lado, también debe recibir supervisión de profesionales de la salud. Si esta fobia no es tratada rápidamente puede ocasionar un efecto devastador sobre el individuo. Es decir, que tendría gran incidencia tanto en su calidad de vida como la de las personas que le rodean.

 Como dato curioso

En la película Possessed (Bug), la cual fue estrenada en 2006 por el Director William Friedkin, quien dirigió al exorcista. Se trata de una pareja, que tiene la terrible sensación de ser perseguido por insectos invisibles. Los dos terminan con la paranoia, cuando se aíslan en una habitación de hotel y con papel de aluminio sellan las paredes. Para protegerse de las supuestas criaturas.

 Causas de Acarofobia

La acarofobia, también se conoce como un mecanismo de defensa. Que el cerebro desarrolla como resultado de algún evento en el pasado. Estos eventos, pueden estar vinculados con la picadura de insectos que causaron un trauma emocional. En ocasiones, ese trauma afecta tanto a la persona, que el cerebro genera un mecanismo de defensa muy fuerte. Así mismo acaba implicando la incapacidad para desarrollar una vida normal.

Por ejemplo, si de pequeño sufriste de picadura de muchas abejas y eso te generó un trauma. Es normal que el cerebro desarrolle un mecanismo de defensa contra las abejas. Incluso puede que desarrolle cierto miedo de pasear por jardines floreados, por temor a encontrar abejas. También pudieras tener la sensación de que pequeños insectos se meten en los poros de tu piel. De manera tal, tu cerebro genera un mecanismo de defensa exagerado, y esto puede imposibilitar que lleves una vida normal.

 Tratamiento

 Apoyo Psicológico

Normalmente, una de las maneras básicas para tratar cualquier fobia es con apoyo psicológico. El tratamiento puede constar de charlas sobre el tema, para ir poco a poco reduciendo la ansiedad. Así mismo reducir paulatinamente el elemento que causa la fobia.

Programación Neuro-Lingüística (PNL)

La programación neurolingüística, se basa en la idea de que los esquemas mentales que generamos, determinan cómo vemos la realidad. De acuerdo a la PNL una fobia es el resultado de eventos que hemos creado y no actúan muy bien. Estos eventos se revelan y se “re-programan” con la ayuda de PNL para que la fobia disminuya. Quien sufre acarofobia ha generado unos esquemas mentales incorrectos. Que hay que desactivar y sustituir por unos que no contengan los problemas actuales.

Terapia cognitiva

El profesional terapeuta, ayuda con la realización de ejercicios prácticos dirigidos a resolver la fobia. Los ejercicios prácticos deben ser persistentes.

 Terapia de regresión

En algunos casos, la persona que sufre acarofobia no sabe de dónde viene, no conoce el trauma que desató la fobia. La terapia de regresión permite encontrar ese momento, entenderlo y por lo tanto entender de dónde surge la fobia. En muchos casos, esto hace que la fobia desaparezca.

 Psicología Energética

Se basa en una teoría, usada desde hace miles de años. Tiene las mismas raíces que la acupuntura, excepto que en este caso no se usan agujas. Se trata de una acupuntura sensorial donde se detecta la causa de la fobia a nivel emocional.

En conclusión…

acarofobia

La acarofobia o la fobia a las picaduras pueden existir con regularidad aunque de manera leve. Pese a que, actualmente han disminuidos los riesgos de picaduras de insectos. Debido a la cantidad de insecticidas existentes y la poca exposición con la naturaleza, en comparación a otras épocas. Por suerte, esta fobia (como cualquier otra), puede tratarse con terapias como se mencionaron anteriormente.