Saltar al contenido

Ablutofobia

En el mundo actual en el cual se vive, con tanta interacción social, hay personas que desarrollan un temor irracional a lavarse o a bañarse. Este desorden emocional es conocido como ablutofobia, la cual es una enfermedad que limita a quien la padece.

 ¿En qué consiste esta aversión?

ablutofobia

La fobia es una irregularidad emocional presentada por un terror irracional y perseverante. El cual es inverosímil y descabellado. Aunque, el incentivo que las provoca no suele ser tan dañino para que la persona afectada reaccione de esa manera, a otros pudiera parecerle irrisorio.

En cuanto la persona se enfrenta a ese incentivo, inmediatamente se inicia el proceso. El cual puede manifestarse como parálisis, temblores, sensación de ahogo, taquicardia, sudoraciones.

Por otro lado, no es necesario que la persona se enfrente al evento u objeto para que sufra el ataque de pánico o ansiedad, con solo imaginárselo es suficiente para activarlo.

 La importancia de atender los síntomas

Es necesario que quienes sufran un ataque de ansiedad no se centren en el suceso. Su atención debe proyectarse a aspectos útiles como realizar una actividad constructiva, ejercicio, aprender algún oficio o destreza. El objetivo fundamental es escapar de ellos, ya que la angustia que genera produce mayor ansiedad.

La siguiente lista de síntomas, incluye los más comunes reportados por quienes sufren de estos ataques. Sin embargo, si alguien padece de algún indicio que no se refleja a continuación, no quiere decir que es algo grave, simplemente, el organismo no reacciona igual en todos los seres humanos.

Impresión de ahogo

Quizás sea el que más asusta, porque a veces se siente que alguien coloca una almohada en el rostro. Hay que recordar algo muy importante, esta experiencia es solo una creencia causada por los impulsos nerviosos exagerados.

Dolor de pecho

Causado por la tensión múscular, pueden hacer sentir mucho miedo, debido a que la impresión que tiene el afectado es que se está muriendo de un ataque al corazón. No obstante, es conveniente recordar que las señales de infarto son otras, por lo tanto, es primordial informarse para tratar de aminorar la angustia.

Pulsaciones

El desasosiego que se experimenta en esos momentos hace que el corazón se acelere, aunque es un estado natural, la persona se cierra a entender el suceso. De esta manera se cree firmemente que este órgano, tan importante, está fallando.

Nudo en la garganta

Cuando el nivel de estrés es tan alto, los músculos del cuello se estrechan causando una creencia de ahogo. En ocasiones, se siente que no se puede tragar. Este es otro ejemplo de un síntoma que no durará si se le resta importancia.

 Factores que originan la ablutofobia

Las causas que pudieran generar esta afección mental, pudiera basarse en todo aquello que recuerda un mal rato al momento del baño. De hecho, algo que causó un gran daño en ese instante, lo cual desencadenó en una fobia.

La mejor forma de contrarrestarla es, hacerse cargo de la dificultad. Es importante, reconocer la limitación y entender el origen de ella. Son situaciones que se crean mentalmente, pero que se reflejan a través de la conducta.
La ablutofobia puede tener como causa una fijación de una experiencia, algún evento desagradable que cause un impacto impredecible. Por ejemplo, es posible que alguien, en la niñez, cuando se bañaba pudo observar como su padre resbaló dándose un fuerte golpe, causando su muerte.

Estos sucesos, frecuentemente, no se recuerdan, pero permanecen en el inconsciente produciendo un conflicto. Es el efecto de una vivencia real, ya experimentada. De tal forma que su psiquis trata de ocultarla, sin embargo, emerge cada vez que repite el ritual del baño.

El trastorno de la ablutofobia y sus efectos

Es bien cierto que cualquiera ha sentido una sensación de ansiedad. Pero, cuando esta es acompañada de sentimientos desagradables o de señales que afectan al organismo es una alerta de que algo malo ocurre.

Las consecuencias de padecer este mal son muchas. No obstante, se cree prudente nombrar algunas para conocer su impacto social:

Aislamiento

A pesar de que la persona sabe que padece de ablutofobia, no puede superarlo, por ello se aísla completamente, ya que al no bañarse la imagen que proyecta será de descuido. Por tal motivo, tiende a vivir enclaustrada.

Autoestima

Se ve afectada completamente, muchos afirman que es el primer escalón hacia la depresión. Ocasionalmente, se busca resguardo en el alcohol hasta llegar, lamentablemente, al consumo de sustancias indebidas, con las cuales piensan que podrán afrontar al problema por el que atraviesan.

¿Cómo vencer el miedo a este mal?

El miedo se siente a diario, pero el que padecen las personas con ablutofobia es irracional. Ya que rige el pensamiento y la forma de actuar, de tomar decisiones. Ese temor los convence de no enfrentar un riesgo y si no se aprende a manejarlo es un obstáculo para el éxito.

Hay que aprender a convertir el miedo que se siente en algo sin importancia, al lograrlo las capacidades son ilimitadas, entonces, si es así, ¿por qué no entenderlo y manejarlo?, se debe estar seguro, es como un adicto al alcohol, este tiene que saber el mal que padece y debe sentir el deseo de mejorar, porque es el primer paso afrontar lo que le espera.

Existen alternativas de tratamiento, entre ellas se pueden nombrar las siguientes:

Terapia de enfrentamiento

Es muy frecuente, se basa en que el galeno. Luego de tener varias conversaciones y detectar la magnitud de ansiedad por la cual atraviesa, decide enfrentar al paciente con un evento que cause el estímulo. Por supuesto, con la orientación debida para hacerle ver que no sufrirá ningún daño, que todo está en su mente.

En el caso de la ablutofobia, sería conveniente mostrarle vídeos de gente bañándose. Otro modo de ir adaptándolo sería que escuchara el agua rodar y así hasta llevarlo al baño y mostrarle el entorno.
Este método ha arrojado grandes resultados, hoy en día suele aplicarse constantemente hasta que el paciente vaya sintiéndose cómodo y que la situación de temor merme considerablemente.

Imaginación

Consiste en exponer al paciente a un evento imaginario, es decir, tratar de que proyecte en su mente el suceso. Esta escena imaginaria causará un estímulo, la cual se detendrá en el momento en que no lo pueda controlar. No obstante, el paciente se dará cuenta de que el peligro no existía.
Es imprescindible que el médico oriente en las técnicas de relajación, por otro lado, es prudente diseñar un esquema escalonado de situaciones que produzcan ansiedad para tratar de controlarlas hasta llegar a dominarlas.

La calidad de vida es vital

ablutofobia

Por último, es recomendable recordar que las experiencias dolorosas de nuestro pasado tienen consecuencias en el presente, pero ¿en qué medida? y ¿por qué?, ¿qué causa que la mente se aleje del comportamiento racional? existen muchos eventos que pueden causar un daño en la mente del individuo.

Es altamente aconsejable la búsqueda de una ayuda especializada para salir del abismo, en el cual se encuentra el paciente. El apoyo familiar es imperioso en estos casos, ya que cuando un miembro de la familia está limitado por la ablutofobia, el entorno familiar también sufre las consecuencias. También es necesario hacer hincapié en el ejemplo que podemos transmitir a nuestros hijos. Por lo tanto, es recomendable esforzarse por superar este trastorno.